La Junta de Extremadura amplía, desde este miércoles, el programa de alimentación a menores vulnerables que estará financiado por la propia Junta de Extremadura (153.304 euros) y por la Obra Social Caixabank (20.000 euros).

El acceso de las unidades familiares al programa de alimentación se realiza previa derivación de los Servicios Sociales de Atención Social Básica de los municipios, tras ser valorada la situación de vulnerabilidad social de los menores y siempre que estos no participen en otros servicios y/o programa dirigidos a cubrir las necesidad básicas que se hayan puesto en marcha durante el estado de alarma declarado por el Gobierno de España para la gestión de la situación de crisis sanitaria ocasionada por el COVID-19.

El programa consiste en la entrega semanal de lotes de alimentación básica y saludable que se realizará por los proveedores locales, previas gestiones de la Fundación Atenea.

Se trata de una de las medidas inmediatas puestas en marcha por la Vicepresidencia Segunda y Consejería de Sanidad y Servicios Sociales para hacer frente al impacto social de la emergencia sanitaria por el coronavirus y con ella se complementa el resto de programas y servicios que están vigentes y que van dirigidos a cubrir las necesidades básicas de la población extremeña más vulnerable.

En especial, aquellos que vienen a dar cobertura a necesidades básicas y/o específicas de intervención social en determinados colectivos en situación de pobreza o de exclusión social, o que se encuentren en otras situaciones de especial vulnerabilidad en la Comunidad Autónoma de Extremadura.

Comparte en tus redes sociales: