Extremadura es la comunidad autónoma en la que más ha aumentado la lista de espera en dependencia en 2019, un 7,9%, y es una de las dos regiones que terminaron el año con menos beneficiarios que cuando empezó, según los datos ofrecidos este martes por el Observatorio Estatal para la Dependencia.

En el conjunto del país, la lista de dependientes esperando a recibir servicios o prestaciones que les han reconocido aumentó en 20.000 personas más en 2019 hasta llegar a los 270.000 personas, pero también se han incrementado las pendientes de valoración de la dependencia que ya ascienden a 160.000, 30.000 más que hace un año.

A pesar de que el número de dependientes atendidos asciende a 1.115.000 personas, 61.000 personas más que en 2018, es “claramente insuficiente” para absorber la demanda de personas que reclaman el derecho que les da el sistema de la dependencia, alertan desde el Observatorio Estatal para la Dependencia.

Se estima que 85 personas al día mueren sin haber recibido las prestaciones, unos 31.000 fallecieron en 2019. El Observatorio recuerda que el 54 por ciento de personas solicitantes tiene más de 80 años.

Junto al incremento de personas en espera hay que sumar también el de los plazos de tramitación que sube hasta los 426 días de media con grandes variaciones entre regiones.

En ocho comunidades ha subido la lista de espera, aunque al ritmo de incorporaciones de beneficiarios del último año se tardarían cuatro años y medio para lograr la plena atención.

Dos comunidades terminaron el año con menos beneficiarios que cuando empezó, Asturias -con 966- y Extremadura -con 952-, mientras que las que más beneficiarios incorporaron han sido Valencia -13.888- y Castilla y León -11.402-.

En la mitad de las comunidades autónomas la lista de espera ha aumentado: Extremadura (7,9%), Asturias (7,8%), Comunidad de Madrid (4,3%), Región de Murcia (3,9%), Islas Baleares (3,3%), C. Valenciana (1,9%), Galicia (0,6%) y Melilla (0,3%).

Comparte en tus redes sociales: