Técnicos de la Dirección General de Patrimonio de la Junta de Extremadura se han desplazado hasta Cabeza del Buey para valorar los

daños y necesidades de intervención en la Parroquia de Nuestra Señora de Armentera tras el incendio registrado este pasado viernes.

Cabe destacar que se ha perdido “por completo” la capilla del Sagrario, incluido el Cristo del Perdón de los años 40 de Antonio Castillo Lastrucci.

Así, como ha informado el Ayuntamiento de Cabeza del Buey en nota de prensa, los técnicos trabajarán para tener “lo antes posible” el informe cuantificado de los daños, pero ya se está efectuando una valoración inicial en la que se incluyen tres retablos “muy afectados por el humo y las pinturas murales del presbiterio”.

“Es necesario rehacer la cubierta afectada, rehabilitar la capilla del Sagrario y pintar toda la Parroquia”, ha apuntado el restaurador Juan José Minaya.

Además, “casi todas las imágenes” están impregnadas de humo, habiéndose fusionado el humo a los barnices y pinturas al superar la temperatura de transición vítrea por las altas temperaturas, por lo que necesitan una “limpieza profunda” y alguna ha sufrido roturas o alabeos y desencolados en la madera, provocando grietas y desprendimientos por las altas temperaturas. Igualmente se ha visto “muy afectada” la pintura mural de la bóveda del Presbiterio.

En estas medidas iniciales, este mismo martes, por parte de técnicos del ayuntamiento, se ha empezado a actuar para tapar el tejado para que no se moje la cubierta que quedó más afectada por las llamas, más teniendo en cuenta la previsión de lluvia para estos días.

“El compromiso de los técnicos, de la parroquia, del ayuntamiento e instituciones es conseguir todos juntos poner solución a esta tragedia lo antes posible pero de manera conjunta”, ha recalcado la alcaldesa de Cabeza del Buey, Ana Belén Valls.

En esta línea, el Ayuntamiento de Cabeza del Buey ha recalcado que hubiera podido ser “mucho peor” de no ser por la labor inmediata de los bomberos voluntarios del municipio y los vecinos de la localidad, junto la labor del párroco Manrique.

Así, un total de ocho efectivos de los parques de bomberos de Castuera y Don Benito, dependientes del Consorcio para la Prevención y Extinción de Incendios (CPEI) de la Diputación de Badajoz, más el suboficial y el jefe de parque de Castuera participaron en la extinción del incendio.

En concreto, se movilizaron cinco camiones de bomberos, un turismo y el camión escala del parque Don Benito-Villanueva, que resultó crucial para terminar de sofocar el fuego. Hasta la llegada de la escala, los bomberos estuvieron utilizando una cesta del ayuntamiento, con la que avanzaron en las labores de extinción.

El incendio se produjo el viernes por la tarde, y el sábado a las 09,00 horas había muchísimos vecinos en la Parroquia para limpiar todo lo que se pudiera.

Convocados a través de las redes sociales del ayuntamiento y mensajes masivos en grupos de whatsapps, la respuesta fue “inmediata” y se “desbordó”, hasta tal punto que “no había espacio para limpiar todos a la vez”.

Finalmente, la alcaldesa ha agradecido a todos los medios de comunicación regionales y nacionales el interés mostrado por esta noticia y ahora desea que pueda calmarse la “vorágine mediática para poder trabajar con tranquilidad porque la situación así lo requiere”.

Comparte en tus redes sociales: