• Localizaron cuatro tabletas de hachís, con un peso de 400 gramos bajo la rueda de repuesto
  • El hachís intervenido, podría alcanzar en el mercado ilícito un total de 1.600 dosis
  • Además en otra actuación no relacionada entre sí, se intervinieron casi 100 gramos de la misma sustancia, de la que se obtendrían otras 390 dosis.

La Guardia Civil detiene a un vecino del municipio cacereño de  Torrejoncillo, como presunto autor de un delito de tráfico de drogas.

En la madrugada del pasado martes, en dispositivo de servicios enfocados a la prevención de hechos delictivos en vías de comunicación del término municipal de Puebla de Sancho Pérez, la Unidad de Seguridad Ciudadana de la Guardia Civil (USECIC) de Badajoz, apoyada con perros adiestrados para la búsqueda y detección de sustancia estupefacientes, interceptaron un turismo.

Tras la identificación de su conductor, un vecino del municipio cacereño de Torrejoncillo con un amplio historial delictivo, ante la sospecha de que pudiera transportar sustancias estupefacientes, se llevó a cabo la inspección de sus pertenencias así como de su vehículo.

El perro adiestrado, marcó a los agentes la supuesta presencia de drogas bajo la rueda de repuesto, donde se hallaron ocultas cuatro tabletas de hachís con un peso de 400 gramos.

Droga de la que se obtendría en el mercado unas 1.600 dosis, por lo que se detuvo al torrejoncillado por un delito contra la salud pública.

La Guardia Civil investiga la procedencia de esta droga, que supuestamente el autor de la acción delictiva la habría adquirido en la capital onubense, para su posterior distribución y venta en su localidad de residencia.

En otra actuación no relacionada entre sí, el pasado lunes, agentes del Puesto de Barcarrota, en dispositivos establecidos para el control de movilidad de las personas debido al estado de alarma por la situación de emergencia ocasionada por el COVID-19, procedieron a identificar al conductor de un turismo vecino de Barcarrota, que ante la presencia policial arrojó por la ventanilla un envoltorio.

Con el apoyo del perro adiestrado en la búsqueda de sustancias estupefacientes, se pudo localizar el mismo, tratándose de una tableta de hachís con un peso de 97’5 gramos, del que se obtendrían otras 392 dosis en el mercado ilícito, por lo que también se detuvo por delito contra la salud pública, además de instruirle diligencias por incumplir reiteradamente el confinamiento decretado en el estado de alarma.

Las diligencias junto con los detenidos son puestas a disposición de los Juzgados de Instrucción de Zafra y Jerez de los Caballeros respectivamente.

 

Comparte en tus redes sociales: