• El fuerte olor que desprendía el interior del turismo, delató a los ahora detenidos.
  • De la droga intervenida, 268 gramos de hachís y medio kilo de cogollos de marihuana, se obtendrían unas 2.600 dosis en el mercado ilícito.

  La Guardia Civil detuvo a dos vecinos de Islas Baleares, como presuntos autores de un delito de tráfico de drogas.

En la mañana de ayer, agentes de la Patrulla Fiscal y de Fronteras dentro de los servicios preventivos contra el tráfico de sustancias estupefacientes, establecen un punto de verificación en la carretera A-66 en el término municipal de Calzadilla de los Barros, interceptando a un vehículo procedente del sur de la península.

Tras la identificación de sus ocupantes, dos vecinos de Islas Baleares, se pudo constatar que a uno de ellos le constaban antecedentes por delitos de tráfico de sustancias estupefacientes.

Ante las sospechas de que pudieran transportar algún tipo de sustancias estupefacientes y percibir el olor que desprendía el interior del turismo, se llevó a cabo el registro de sus pertenencias, hallando en el interior de una maleta dos bolsas de plástico que contenían 268 gramos de hachís y medio kilo de cogollos de marihuana. Droga de la que se podría obtener en el mercado ilícito unas 2.600 dosis.

A los ahora detenidos, se les instruyó diligencias por un delito de tráfico de drogas, que fueron puestas a disposición de los Juzgados de Instrucción de Zafra.

Ahora la Guardia Civil, investiga el supuesto destino de las sustancias intervenidas.

Comparte en tus redes sociales: