Agentes de la Policía Nacional, adscritos a los grupos de estupefacientes de las Comisarías de Badajoz, Cáceres y Plasencia, han detenido el pasado 15 de enero a cinco personas por su presunta autoría de un delito de pertenencia a grupo criminal, defraudación de fluido eléctrico, blanqueo de capitales y contra la salud pública, concretamente por tráfico de drogasen Extremadura.

Los detenidos son tres hombres y dos mujeres, de entre 33 y 56 años de edad, varios de ellos con antecedentes, quienes tras la instrucción del pertinente atestado han sido puestos a disposición de la autoridad judicial, que ha decretado el ingreso en prisión de tres de ellos.

La investigación comenzó hace un año, cuando los agentes de ambas provincias, tuvieron conocimiento de la existencia de un grupo de personas que pudiera estarse dedicando a la introducción, en Plasencia desde Badajoz, de “importantes” cantidades de heroína, para su posterior distribución a otros traficantes de mediana escala, quienes, a su vez, surtirían a diversos “puntos de venta” de estas sustancias en localidades de la provincia de Cáceres.

Los policías comprobaron que este grupo criminal, con estructura piramidal, estaba liderado por un hombre, sobradamente conocido por sus antecedentes policiales por hechos similares, al que el resto de componentes seguían en sus instrucciones para eludir cualquier intervención policial, informa en nota de prensa la Policía Nacional.

Al tener los investigadores conocimiento de una posible transacción de heroína de forma inminente, el pasado 15 de enero se estableció un dispositivo de vigilancia en Plasencia, y se comprobó que el cabecilla viajaba solo en su vehículo, haciendo labores de “lanzadera”, mientras que, a una distancia prudencial, circulaba el vehículo que trasportaba la carga.

Finalmente los agentes interceptaron ambos vehículos y detuvieron a estas dos personas integrantes de este grupo criminal, junto a la persona que iba a recepcionar la sustancia estupefaciente en el interior de un lavadero de coches.

 

Tras una inspección minuciosa del segundo vehículo, en el que se presumía se transportaba la droga, se intervinieron 780 gramos de heroína dispuesta en un envase plastificado para evitar ser detectados. Dicha sustancia se encontraba en el interior de un habitáculo dispuesto al efecto en el lugar donde el vehículo lleva la rueda de repuesto.

Con la debida autorización se realizaron dos registros domiciliarios en la barriada placentina de San Lázaro y se intervinieron, además, tres vehículos y 48 gramos de sustancia de corte para adulterar la sustancia estupefaciente.

Cabe reseñar que esta intervención es una de las más cuantiosas de esta sustancia en la comunidad autónoma extremeña en los últimos años.

Comparte en tus redes sociales: