La Policía Local de la localidad pacense de Talavera la Real ha denunciado a un hombre por sobrevolar con un dron una zona considerada como “espacio aéreo controlado” debido su proximidad con la Base Aérea de Talavera la Real.

Una conducta que “podría haber puesto en peligro la seguridad aérea”, señala la Policía Local en una nota de prensa, en la que señala que este hombre también podría haber incumplido el estado de alarma al manejar este dron desde la terraza comunitaria de un edificio de viviendas.

Según relata la Policía Local, desde hace aproximadamente un mes estaba recibiendo quejas por parte de los vecinos residentes en la Urbanización La Atalaya de Talavera la Real, que se mostraban “intimidados en el interior de sus viviendas por el vuelo de un dron, al sentirse observados por éste en los patios y terrazas”.

Como consecuencia de estas quejas y para “garantizar la seguridad” ya que esta zona se encuentra en espacio aéreo controlado por la proximidad con la Base Aérea, se han establecido dispositivos de vigilancia, que dieron sus frutos sobre las 20,00 horas de este pasado sábado, 18 de abril, cuando los agentes vieron “cómo un dron se encontraba volando en la Urbanización La Atalaya”.

Según señala, el aparato iba sobrevolando los tejados de los edificios, parque público, realizando vuelos dinámicos y estáticos sobre las viviendas, una conducta que “pudiera haber motivado que los vecinos sintieran violada su intimidad”.

Así, los agentes de Policía Local siguieron la estela del dron hasta que localizaron al piloto en la terraza comunitaria de un edificio de viviendas, una circunstancia por la que presumiblemente podría haber incumplido también al estado de alarma “al haber utilizado un espacio común del edificio para realizar una actividad recreativa”, señala la Policía Local.

Por este motivo, la Policía Local de Talavera la Real ha denunciado a este hombre ante la Agencia Estatal de Seguridad Aérea (AESA) al piloto por infringir presumiblemente el Real Decreto 1036/2017, de 15 de diciembre, por el que se regula la utilización civil de las aeronaves pilotadas por control remoto, lo cual podría conllevar una multa de hasta 45.000 euros.

Además, ha sido propuesto para sanción ante la Subdelegación del Gobierno en Badajoz por saltarse el estado de alarma decretado con motivo del coronavirus.

Ante esta situación, la Policía Local recuerda que está terminantemente prohibido pilotar drones de cualquier peso o característica a menos de ocho kilómetros de zonas reservada para aeropuertos, bases aéreas militares o aeródromos, concluye.

Comparte en tus redes sociales: