La artista malagueña presentó su séptimo álbum en un concierto que llenó de magia el Teatro Romano

La voz de Vanesa Martín resonó entre las columnas del Teatro Romano llenando de magia el monumento emeritense. La malagueña presentó su séptimo álbum “Siete Veces Sí” en su segunda participación en el Stone&Music Festival sobre la que aseguró “es un gusto volver, un gusto cantaros y estamos aquí para dejarnos el corazón, la piel y las ganas en esta noche que será irrepetible. Gracias Mérida por un año más”.

La cantante interpretó sus temas más actuales en los que se pudieron escuchar las canciones de su último disco como Despedida y cierre, Seis puertas o La Huella, además de sus temas de toda la vida, entre los que destacaron Inmunes, Complicidad o Inventas, y con los que consiguió emocionar al público presente – sold out sobre el aforo permitido – en una de las noches más esperadas por el respetable.

La conexión que se vivió desde el inicio entre espectadores y artista fue lograda por la malagueña con los versos que caracterizan a sus canciones -cargadas de sus sentimientos más puros- pero también por sus charlas con el respetable entre los temas. Fue en varias ocasiones cuando se dirigió al público para contarles anécdotas explicando el significado que tienen algunas de sus canciones, compartiendo confidencias y creando, de esta manera, un ambiente emotivo y cercano dentro del recinto bimilenario, en el que también se encontraba su familia disfrutando del concierto.

El emblemático escenario pasó a otro nivel gracias al juego de luces que se pudo disfrutar durante las dos horas que duró el concierto. Un magnífico uso de la iluminación que llevan poniendo en escena durante toda la gira y que hizo lucir de una manera especial al Teatro Romano, en donde destacaba un número 7 gigante situado justo debajo de la diosa Ceres -siempre iluminada del mismo color del dígito- y que hace honor al nombre de la gira Siete Veces Sí.

Durante el interludio, los músicos de la banda llevaron a cabo un espectáculo rockero que hizo más ameno el cambio de vestuario de Vanesa Martín, vestida por la estilista emeritense Victoria Nogales a la que presentó junto al resto de su banda haciendo referencia a su nacencia emeritense. La segunda parte del espectáculo empezó con fuerza y la malagueña hizo un buen repaso a los temas más clásicos de su repertorio como Hábito de ti, Polvo de mariposas, Arráncame o Frenar enero, que se mezclaron con canciones más recientes como Llega el momento o Todo cambia.

Mérida le dijo Siete veces sí a Vanesa Martín en un concierto que finalizó con una intervención a piano de Amante amigo, una canción de Manuel Alejandro que fue inmortalizada por Rocío Jurado en la década de los 80. El espectáculo terminó con la canción … y vuelo, una de las más sonadas de su último álbum, despidiéndose de esta manera de un evento que le llegó al corazón a todos los presentes.

Para el resto del fin de semana en el Stone&Music quedan los dos conciertos de Camilo que está llevando a cabo su gira ‘Con Mis Manos’, la primera que hace en España.

STONE M

Como viene siendo habitual, a la cantante y compositora se le hizo entrega de ´Stone M’, la obra escultórica elaborada por los artesanos emeritenses de ‘Terracota’ que recibe cada uno de los artistas que actúan en el Stone & Music Festival.

En esta ocasión la encargada de entregar la estatuilla fue Lucía Sanguino Llanos, una joven emeritense que va a comenzar el tercer curso de contrabajo en el conservatorio profesional Esteban Sánchez de Mérida y que pertenece al proyecto Neuroredes. En un acto especialmente emotivo, Lucía le pidió a Vanesa Martín que le dedicara la canción Complicidad, algo que la malagueña hizo desde el escenario justo antes de interpretarla con un sonoro “va por ti Lucía”.

 

 

Comparte en tus redes sociales: