Las ayudas de la Política Agrícola Común (PAC) superan en 2021 los 588 millones de euros en Extremadura y se podrán solicitar desde este lunes, 1 de febrero, y hasta el 30 de abril.

La consejera de Agricultura, Begoña García, ha informado este lunes en rueda de prensa de la convocatoria de la campaña 2021-22, que incluye diferentes líneas de ayudas “muy relevantes” para el mantenimiento y desarrollo de la actividad agraria y ganadera de la región.

En cuanto a la dotación anual por líneas, Extremadura cuenta con 302 millones para pago básico, 158 millones para pago verde, 11,5 millones para ayudas asociadas a la agricultura, 77,6 millones para ayudas asociadas a la ganadería, 6,1 millones para pequeños agricultores y 10,5 millones para jóvenes agricultores, ayudas que están financiadas al 100 por cien por el Fondo Europeo de Garantía Agrícola (Feaga).

De otra parte, la consejera, que ha estado acompañada por el director general de la PAC, Javier Gonzalo Langa, ha explicado que también se ha consignado el importe necesario para atender a la prórroga del sexto año de compromiso con el sector de la apicultura para la conservación de la biodiversidad, con un montante global de más de 5,5 millones.

Además, se destinan también casi 17 millones de euros a pagos compensatorios por zonas de montaña y a pagos compensatorios por zonas con limitaciones naturales.

26 MILLONES DE EUROS MÁS

En su intervención, Begoña García Bernal ha mostrado su satisfacción por el hecho de que Extremadura cuente con 26 millones más que la pasada campaña, un importe que viene a completar un sistema de ayudas “justo y vital” para el campo extremeño.

De este modo, ha explicado que dicho importe de más con respecto al anterior año es porque han crecido en las peticiones de la reserva nacional del pago básico para jóvenes agricultores, en pagos complementarios para jóvenes y en pago verde.

Un hecho que para la consejera es una “gran noticia” que pone en valor el relevo generacional en el campo extremeño, siendo la comunidad la que más importe recibe en este apartado por encima de otras regiones con más habitantes y agricultores y ganaderos.

Finalmente, la consejera ha agradecido el trabajo desarrollado por los funcionarios de la Consejería de Agricultura, así como el director general de la PAC, Javier Gonzalo Langa, y la secretaria general de la consejería, María Curiel, para la óptima gestión de las ayudas.

MONITORIZACIÓN

Por su parte, el director general de la PAC, Javier Gonzalo Langa, ha explicado que se sustituirán los controles clásicos sobre el terrero a los agricultores por controles a través de una monitorización, es decir por controles con satélites.

Así, ha indicado que la monitorización es el seguimiento de los cultivos en todo su ciclo y, junto a dos proyectos, permitirá que en 2021 no vaya a haber controles clásicos en la provincia de Badajoz y en 2022 no habrá controles clásicos en ayudas directas, mientras que seguirán los controles únicamente del ganado y de algunas ayudas de desarrollo rural.

“De esta manera, Extremadura va a estar a la vanguardia en esta nueva tecnología y va a ser de las primeras comunidades autónomas en que tenga todo el terrero monitorizado”, ha valorado.

Este hecho, según el director general de la PAC, representa una disminución de la carga no solo para la administración sino también para los agricultores.

Asimismo, como ha insistido, no se pretende sancionar sino ayudar en las declaraciones. De este modo, los profesionales tendrán hasta el 31 de agosto para modificar sus solicitudes en base al resultado de la monitorización.

NUEVA PAC

En su intervención, García Bernal ha informado de que en 2021 se tiene el primer año de la prórroga de la PAC, ya que está previsto que en 2023 entre en vigor la nueva Política Agraria Comunitaria que en estos meses encara la recta final de negociaciones para cerrar su perfil definitivo.

En este sentido, la consejera ha insistido en que la comunidad lleva “meses trabajando” para que Extremadura cuente con una PAC “justa” y que asegure la renta de los profesionales del campo.

“A pesar de las voces discordantes y que solo ponen palos en las ruedas, estoy convencida de que la nueva PAC será mejor para Extremadura, adaptada a las condiciones del siglo XXI”, ha dicho.

Así, García Bernal ha recalcado que el campo extremeño es “cada vez más sostenible y moderno”, por ello, ha asegurado que la nueva PAC favorecerá al sector en la región.

De la misma manera, ha recalcado que el sector del tabaco, que es clave, para el desarrollo rural del norte de la provincia de Cáceres es la “línea roja” que la Junta se ha marcado en el “resquicio” que queda a la hora de la negociación.

“Lucharemos hasta el último minuto para que nuestros y nuestras tabaqueras mantengan su renta y sus ayudas”, ha apuntado la consejera de Agricultura.

BENEFICIARIOS DE LA PAC EN EL AÑO ANTERIOR

A preguntas de los medios sobre los beneficiarios de la PAC, la consejera de Agricultura ha informado de que en la solicitud única de 2020 hubo 55.800 solicitudes, de las cuales 18.000 fueron de mujeres, el 32,25 por ciento.

Además, y en cuanto a una posible ampliación del plazo de solicitud, como ocurrió el pasado año debido a la pandemia, la consejera ha indicado que aún es pronto, pero ha añadido que si fuera necesario “seguro que se concede”.

Asimismo, la consejera de Agricultura ha valorado que en los últimos años las solicitudes telemáticas de las ayudas representan más de un 99 por ciento y este año por primera vez se va a utilizar un nuevo programa informático que es el del Ministerio de Agricultura.

Comparte en tus redes sociales: