Las situación ha querido que Martina no pase este día en su casa de Monesterio, puesto que está con su hijo en Sevilla. Martina se encuentra con un envidiable estado de salud. La centenaria vecina ha pasado por una guerra, posguerra e incluso  comenta su hijo que pasó el tifus.
Debido al estado de confinamiento en el cual nos encontramos no se le podrá dar una gran fiesta como se merece, según señalan desde el Ayuntamiento de Monesterio.

 

Comparte en tus redes sociales: