La proyección internacional en AMUS tiene un claro marcador: generar conocimiento cientifico que defiinan las acciones de conservación con especies amenazadas en zonas remotas o aisladas del planeta. La dualidad del hacer investigador con aplicación en la gestión de las especies, cobra todo su sentido en áreas poco conocidas y en grupos de especies ya sean aves, mamiferos, reptiles.. sobre los que falta mucha información en sus dinámicas y patrones ecológicos. Hoy, AMUS se vuelve a presentar en maridaje con organizaciones diferentes, demostrando una realidad posible de sinergias y unas necesidades basadas en una cooperación que trasciende fronteras, porque hoy más que nunca los problemas en pérdida de biodiversidad son la máxima prioridad de toda la comunidad con independencia a su localización geopolitica. En estas zonas en donde viven los ultimos leopardos de las nieves, o una mariposa que aún no ha sido descubierta se dan las señales de que el planeta está más que nunca amenazado y que por muy alejado que veamos los problemas ya no hay limites ni realidades aisladas que no nos afecten a todos por igual.

ESTACION BIOLÓGICA AMAZÓNICA

Este proyecto de cooperación internacional es un ejemplo del hacer en red entre organizaciones no gubernamentales como son AMUS, Amazon Shelter y CREW Foundation y gobiernos muy diferentes.
Más allá de culturas, distancias y barreras sociopolíticas y administrativas este proyecto de formación pone el acento en uno nuevo hacer formativo en jóvenes que comparten y estudian los problemas de la Biodiversidad en una sociedad sin fronteras y en un compromiso global .
La Estación biológica Tambopata en la selva amazónica del Perú nació en el seno de tres organizaciones con la misma visión en la manera de actuar en otras partes alejadas del planeta. Los grandes problemáticas globales y la macro dimensión de las mismas nos indujo a este compromiso formativo e investigador en aras de crear no solo conciencia sino también conocimiento en perfecta sintonía e implicación con las poblaciones endógenas.
El objetivo de mandar a jóvenes universitarios y postgraduados a emprendear líneas de investigación con fauna amenazada del último pulmón del planeta, nos llena de profunda expectación. La idea de formar, pero empatizando con la cultura tradicional y con las formas de producción sostenibles nos han hecho adquirir una visón holística y muy humana de los problemas de estas grandes áreas olvidadas a la vez pero exprimidas por el primer mundo en función a sus recursos naturales.
Las primeras voluntarias ya están de vuelta después de un intenso mes en la estación biológica de la Reserva Nacional Tambopata en Perú y las valoraciones son altamente positivas. Bajo la supervisión del compañero Cristian, han aprendido a realizar trabajos de monitoreo de fauna salvaje mediante transectos, estudio de fototrampeo, identificación de huellas y rastros entre otras muchas actividades. Además, han cooperado en un estudio toxicológico en caimanes y en las labores de apoyo en el centro de recuperación de fauna salvaje de la zona. Todas estas actividades no solo contribuyen a la conservación de la amazonía peruana sino que igualmente son una plataforma de
intercambio de experiencias y de generación de capital social.
En estos momentos un segundo grupo de voluntarios acaba de llegar a la estación y las primeras sensaciones son muy positivas.

Comparte en tus redes sociales: