– Ecologistas en Acción de Extremadura valora positivamente la propuesta de declarar el hábitat de los cernícalos como Zonas de Especial de Protección para las Aves. Sin embargo, en las alegaciones presentadas hacen notar que las zonas de alimentación de estos animales no están incluidas, cuando su deterioro es una de las causas principales del declive de esta especie

• La población global de cernícalos ha sufrido un dramático descenso, en España se considera Especie de Interés Especial y “vulnerable”. La transformación de zonas de secano en regadío y el uso indiscriminado de insecticidas afectan a la base fundamental de su dieta.

• La degradación de los hábitats donde los cernícalos comen se debe principalmente a las transformaciones agrarias. Por ello, afirman que debe considerarse prioritaria la conservación de los cultivos de secano tradicionales.

Recientemente se presentó una Consulta pública de cara al proyecto para declarar cuatro enclaves situados en Extremadura como Zonas de Especial Protección para las Aves (ZEPA). Los animales que se pretenden proteger con dicha categoría en este caso son los Cernícalos primilla y los lugares en los que se encuentran son Alcollarín, Escurial, Torre de Miguel Sesmero y Almendral.

Tras haber analizado la propuesta, Ecologistas en Acción de Extremadura ha presentado alegaciones en las que quieren hacer constar que valoran positivamente esta declaración de Zonas especiales. No obstante, señalan que esta Orden es de obligada aprobación según la normativa de Especies Amenazadas de Extremadura y por la ley de Patrimonio Natural y Biodiversidad, por lo que este proyecto se está presentando con 20 años de retraso.

Tras profundizar en el contenido de la propuesta, la organización ecologista considera que el proyecto resulta incompleto, ya que tan sólo presta atención a una parte de la conservación del hábitat de los cernícalos. Así, se centra únicamente en los edificios en los que cría la especie, dejando de lado la identificación de sus lugares y zonas de alimentación en los alrededores. La organización cree imprescindible identificar, proteger y conservar también estas zonas, ya que se ha demostrado que la transformación de las zonas de alimentación de esta especie es una de las causas principales de su declive. La población global de cernícalos ha sufrido un dramático descenso, en España se considera Especie de Interés Especial y “vulnerable”. La transformación de zonas de secano en regadío y el uso indiscriminado de insecticidas afectan a la base fundamental de su dieta.

En esta línea, señalan que el proyecto no examina la problemática creciente que es la pérdida de estos hábitats, debida a la transformación industrial del medio natural (transformaciones agrarias, por ejemplo, de tierras de secano al regadío, de zonas forestales a tierras agrarias, o de tierras marginales forestales en plantas fotovoltaicas, parques eólicos o en minería). Por lo tanto, entienden que debe considerarse prioritaria la conservación de los cultivos de secano tradicionales, ya que estos son las zonas de alimentación de los cernícalos y estiman que el proyecto tendría que incluir, a su vez, el apoyo a este tipo de agricultura, mediante ayudas directas y aplicando los nuevos objetivos de la PAC en Extremadura.

Si se lleva a cabo correctamente, este Plan servirá de impulso para aprobar más adelante más Planes de Recuperación y Conservación de otras especies que también viven en hábitats característicos como son, entre otras, la Avutarda, el Sisón común o el Aguilucho cenizo. A su vez todos estos planes tienen que estar coordinados entre sí, para ello es clave aprobar a nivel regional una Estrategia para la Conservación de Aves Esteparias en Extremadura.

Tras estudiar el proyecto, la organización verde afirma que no existen opciones alternativas, por lo que se debe aprobar cuanto antes el Plan de Conservación de los Cernícalos primilla. En la misma línea, ven el presupuesto (20.000€ anuales) insuficiente si se pretende realizar todo lo planteado en el proyecto.

Por otra parte, explican que es imprescindible que los objetivos del Plan puedan ser evaluables, por ello solicitan que se dé información de la planificación y de los resultados a los representantes del Consejo Asesor de Medio Ambiente de Extremadura (CAMAEX), para ser transparentes; y también que se publique en la web para que cualquier persona pueda verlo.

Finalmente, apuntan que se deben llevar a cabo las acciones necesarias para favorecer que las poblaciones de esta especie que residen en Extremadura puedan entrar en contacto con las aves de las regiones vecinas. Para ello, se hay que potenciar aquellos corredores, territorios y estructuras que sirven para unir los diferentes hábitats de este tipo de aves, como son las grandes Cañadas Reales, las vías pecuarias, los ríos, lagunas, etc., todo ello de acuerdo a la Estrategia Nacional de Infraestructuras Verdes. Al hacerlo, no se puede olvidar la importancia de mantener las zonas en las que se alimentan el Cernícalo primilla y otras especies esteparias, fomentando o evitando las cosechas en verde que perjudican a estas aves.

Comparte en tus redes sociales: