Las localidades que componen la Mancomunidad Integral de Municipios Centro no abrirán sus piscinas municipales durante la temporada de este verano 2020, con el objetivo de anteponer la “seguridad y la salud de los vecinos y visitantes a cualquier otra circunstancia.

En concreto, estos municipios que no abrirán sus piscinas son Alange, Arroyo de San Serván, Calamonte, Mirandilla, Oliva de Mérida, San Pedro de Mérida, Trujillanos, Villagonzalo y La Zarza, según informa la Mancomunidad de Municipios Centro.

Una decisión que se ha tomado “ante las dudas generadas por la expansión y contagio del Covid-19”, y por lo que “resulta extremadamente necesario implementar medidas de seguridad que disminuyan la transmisión” del virus, que es “completamente desconocido” y “reacciona de formas muy diferentes”, señala la mancomunidad en nota de prensa.

En ese sentido, ante las dudas acerca del comportamiento del virus en el contacto con el agua o lugares con humedad, como las piscinas, así como las medidas de distanciamiento y aforo que se deberán cumplir, esta mancomunidad ha decidido no abrir sus piscinas este verano.

 

Comparte en tus redes sociales: