Una persona firmará una declaración responsable para garantizar que se llevan a cabo todas las medidas de protección, seguridad y sanidad

 

Los vecinos que tengan contemplado realizar matanzas domiciliarias podrán hacerlo hasta el 31 de marzo. Este año, además de los controles sanitarios habituales en este tipo de prácticas, están sujetas al protocolo de actuación establecido por la Dirección General de Salud Pública en Extremadura ante la COVID-19.

 

El alcalde de Los Santos de Maimona, Manuel Lavado, insiste en la importancia de cumplir con todas las medidas de prevención exigidas para evitar que las matanzas domiciliarias se conviertan en un foco de contagios. Es por esto que advierte que no pueden tomarse de una forma festiva, sino que han de limitarse a las labores tradicionales de sacrificio y elaboración de los distintos productos para el autoconsumo.

 

Quienes vayan a realizar las matanzas deberán solicitar con al menos dos días de antelación en el Ayuntamiento la pertinente autorización, un trámite que deberá acompañarse en esta ocasión de una declaración responsable firmada por una persona que se responsabilizará de que se cumplen las medidas de protección, seguridad y sanidad para evitar contagios.

 

Se deberá detallar el lugar en el que va a realizar la matanza (preferiblemente al aire libre o en locales con suficiente espacio para poder mantener la distancia interpersonal y con buena ventilación), el teléfono de contacto del responsable de la misma y una lista con todos los asistentes a la matanza y sus teléfonos.

 

Los participantes deberán mantener siempre una distancia mínima interpersonal de entre 1,5 y 2 metros, higiene de manos y uso obligatorio de mascarilla. En todo momento se deberán adoptar medidas de limpieza y desinfección de las estancias, superficies y utensilios de mayor contacto.

 

Solo 6 participantes si no son convivientes

 

El número máximo que podrán participar en una matanza domiciliaria será de seis personas, excepto si los convivientes son más de seis. No podrán asistir las personas que presenten síntomas compatibles con la COVID-19 (síntomas febriles, respiratorios o catarrales), aquellas que hayan sido diagnosticadas con esta enfermedad o hayan sido consideradas contactos estrechos de un caso confirmado o sospechoso.

 

En el momento del sacrificio podrán ayudar personas diferentes a las que estén en el resto de la matanza, y también serán incluidos en la lista de contactos de la misma, sin que puedan pasar de 6.

 

Comparte en tus redes sociales: