El concejal de Cultura quiere agradecer el comportamiento de las familias santeñas durante el evento

 

Casi la totalidad de niños y niñas de distintas las edades de los Santos de Maimona pudieron vivir la magia el pasado 5 de enero en el pabellón Antonio Luis Galea, que durante todo el día se convirtió, con la llegada de los Reyes Magos a las 12.00 horas, en un lugar cálido, luminoso y alegre, pero ante todo ilusionante para ellos.

El Ayuntamiento lo había dispuesto todo para que así fuera a pesar de las restricciones sanitarias y las limitaciones. Todos cumplieron, la organización fue excelente, así como el comportamiento de las familias que hasta el pabellón se acercaron de forma escalonada, pacientes, respetando en todo momento las indicaciones, horarios y las medidas establecidas, algo que quiere destacar el concejal de Cultura, Antonio Marín: “hay que agradecer el buen hacer tanto de los niños como de los padres y familiares que han asistido”, ha señalado el concejal, agradeciendo también la colaboración de las AMPAS de los tres colegios de la localidad, y del personal que en todo momento estuvo pendiente de que todo saliera según lo previsto.

Hasta casi las 21.00 horas estuvieron los Reyes Magos recibiendo visitas de grandes y pequeños, charlando con ellos y recogiendo sus cartas con total seguridad y sin aglomeraciones.

Un día y una noche de Reyes diferente, pero que siguió siendo mágica gracias a una exquisita organización y a la excelente acogida y responsabilidad de las familias santeñas.

Comparte en tus redes sociales: