Se sigue trabajando en las mejoras de presión haciendo diferentes conexiones y comprobaciones en zonas afectadas.

 

El depósito de agua de agua construido en la Sierra de San Cristóbal, junto a los merenderos, está en funcionamiento desde principios del pasado mes de enero, una vez que finalizó el periodo de pruebas.

El coste de esta obra, contemplada en el Plan Hidrológico 2017-2021, ha ascendido a 565.000 euros, y su objetivo es el de solventar las deficiencias de presión de agua registrada en las zonas más altas de la población.

Este nuevo depósito tiene una cota de 588 metros y se sitúa 20 metros por encima de los dos depósitos que ya existían. Su capacidad es de 2.000 metros cúbicos, con lo que viene a duplicar la capacidad que se tenía hasta ese momento, teniendo en cuenta que cada uno de los depósitos antiguos (que se mantienen activos) cuenta con una capacidad de 1.000 metros cúbicos cada uno. Con esta actuación se ha detectado que la presión del agua ha aumentado en unos 2 kilos.

El concejal de Servicios Generales, Sabino Sánchez, ha explicado que se detectó que en algunas zonas, como puede ser la de Los Rosales, no llega el agua con la presión suficiente, algo que dice «no es debido al depósito, sino que es un problema de conducción, al tratarse de zonas con unas conducciones antiguas y estrechas», un problema que ya se ha procedido a solucionar.

También ha querido recordar Sabino Sánchez que esta obra ha sido posible gracias a la insistencia del Equipo de Gobierno del Ayuntamiento de las últimas legislaturas, y a las gestiones del Grupo Popular en la Asamblea de Extremadura para que la Junta incluyera en sus presupuestos para el 2016-2017 la realización de este proyecto.

La empresa Aqualia ha facilitado dos números de teléfono por si los ciudadanos han de solventar incidencias. Pueden contactar con Atención al Cliente en el 900 822 085 y con Averías en el 900 822 086.

Comparte en tus redes sociales: