La Guardia Civil investiga a un vecino de Hornachos acusado de provocar un incendio que el pasado mes de Agosto calcinó 335 hectáreas, y que cuya causa podría ser “rencillas vecinales”.

El incendio se originó el pasado 3 de Agosto en una finca del término municipal de Ribera del Fresno , tras la que se propagó rápidamente a otras fincas de los municipios de Hinojosa del Valle y Hornachos, y que quemó unas 335 hectáreas de dehesa y monte bajo.

Según informa la Guardia Civil en una nota de prensa, el incendio se logró sofocar ese mismo día gracias a la participación en la extinción de medios de la Junta de Extremadura, ocho camiones autobombas, cinco vehículos ligeros, tres helicópteros, dos aviones y unos setenta operarios.

Tras el incendio, el Servicio de Protección a la Naturaleza (SEPRONA) de la Guardia Civil de Hornachos, realizó una investigación de sus causas, de la que se desprendió, la “intencionalidad”, por lo que se inició una serie de gestiones para su esclarecimiento.

Así, a lo largo de los dos últimos meses, con el desarrollo de la investigación, los agentes identificaron al presunto autor del suceso, un vecino de Hornachos, al que se le instruyeron las diligencias como investigado por un supuesto delito de incendio intencionado.

Los agentes trabajan con la hipótesis de la motivación  “podría deberse a rencillas  vecinales”, señala la Guardia Civil, que remitió las diligencias a los Juzgados de Instrucción de Villafranca de los Barros. EP

 

Comparte en tus redes sociales: