Tras el conflicto que ha acabado con el despido de 116 trabajadores de SOLVENTIA en la planta fotovoltaica de Talaván, en la provincia de Cáceres, nuevos problemas amenazan el empleo en otra instalación solar. Se trata del Parque Solar San Jorge, que se está construyendo entre Fuente del Maestre y Los Santos de Maimona.

Según la información facilitada por Canal Extremadura la promotora de la planta es la multinacional ALDISA, que ha invertido unos 20 millones de euros en una instalación de 24 Mw que está ejecutando una de sus filiales, ACISA. Pero los problemas se han acumulado durante los últimos meses: una de sus subcontratas, en la que trabajan una treintena de empleados, lleva sin cobrar desde el mes de octubre; ACISA denuncia a su vez irregularidades por parte de la subcontrata.

A pesar de la situación, los trabajadores han cobrado puntualmente sus nóminas, pero la orden de paralizar las obras hacen peligrar su empleo. A pesar de esa decisión, en la mañana de ayer han vuelto a ir a trabajar pero, según su versión, ACISA ha enviado a la Guardia Civil para impedírselo.

 

 

Comparte en tus redes sociales: