Se suspenden al público las misas en la Residencia de Ancianos, y solo estarán abiertas a los fieles las que se celebren en la Parroquia

 

La Parroquia Nuestra Señora de la Candelaria de Fuente del Maestre también ha informado, a través de un comunicado, de varias medidas que se van a llevar a cabo para frenar la expansión del virus COVID-19.

En dicho comunicado apuntan que “dadas las circunstancias excepcionales que estamos viviendo con relación a la transmisión del coronavirus, y atendiendo a las recomendaciones del Ministerio de Sanidad y de la Consejería de Sanidad de nuestra Comunidad Autónoma que nos llaman a mantener el escenario de contención acordado por el Sistema Nacional de Salud para frenar la expansión del virus Covid-19 en España, nuestro arzobispado recomienda a los sacerdotes que adoptemos estas medidas de carácter temporal, mientras dure la emergencia, en nuestras parroquias”. Esas medidas son las siguientes:

  1. Que la comunión se administre en la mano.
  2. Que los sacerdotes y los ministros extraordinarios de la comunión se laven las manos con un gel antibacteriano antes y después de distribuir la sagrada comunión.
  3. Que el rito de la paz se limite a un gesto de inclinación de cabeza junto a las palabras “la paz contigo”, sin entrar en contacto entre personas, mucho menos con demostraciones como abrazos o proximidad que facilite la propagación o contagio, o que se suspenda el rito.
  4. Que, en los templos, capillas, etc. se retire el agua bendita de las pilas.
  5. Que los actos de piedad en torno a las imágenes de devoción se limiten a una inclinación de cabeza, sin entrar en contacto con dichas imágenes.
  6. Que las personas mayores o en situación de riesgo no acudan a la parroquia a celebrar la eucaristía y permanezcan en sus casas. Si alguno quiere recibir la comunión puede hacerlo en su casa, cumpliendo el ministro de la comunión con lo requisitos de higiene previstos y ya conocidos por todos (lavarse las manos antes y después de recibir la comunión).
  7. Se recomienda la no asistencia a Misa de los niños de 0 a 11 años, al ser potenciales transmisores de virus.
  8. Con respecto a las catequesis y reuniones de jóvenes se suspenden hasta que se retome la actividad escolar.
  9. Si hay que realizar celebraciones con grupos numerosos (bodas, funerales, reuniones, etc.) no deben hacerse en espacios pequeños y habrá que ocuparse como máximo un tercio del aforo.

Teniendo en cuenta estas medidas el consejo pastoral parroquial de Fuente del Maestre ha decidido SUSPENDER:

–           Las misas abiertas al público en la residencia de ancianos, ya que los residentes son población de riesgo. Se dirá misa a las religiosas en su capilla privada.

–           El retiro de cuaresma programado para este sábado día 14 de marzo.

–           La celebración de las primeras confesiones de los niños de cuarto de primaria programado para el día 17 de marzo.

–           Las catequesis y reuniones de jóvenes.

Además, ACUERDAN:

–           Que los días de diario solo habrá misa en la parroquia por la tarde a las 19:30h.

–           Todas las misas de los domingos abiertas al público de celebrarán en el templo parroquial y el horario será el siguiente 10:30, 12:30 y 19:30. Hasta el cambio de horario de verano que la misa de la tarde será a las 20h.

–           Ir informando si se suspenden otros actos, o hay que tomar otras medidas, siguiendo las indicaciones de las autoridades sanitarias y del arzobispado.

Y finalmente, ACONSEJAN:

–           Aplazar los ensayos de los costaleros cofrades, ya que se realizan bajo el paso que es un espacio cerrado y fácil de contagio.

–           Seguir escrupulosamente estas medidas extraordinarias y puntuales de carácter preventivo que buscan evitar aglomeraciones de personas que puedan favorecer la transmisión del virus. Nuestra parroquia las acoge con actitud de responsabilidad hacia la tutela del bien común que deben de garantizar las autoridades en la consciencia de que, para evitar el contagio, se exigen medidas también drásticas.

–           Que se rece públicamente y en privado por la salud pública y por todos los afectados y por los difuntos. Oremos también para que el Señor nos conceda vivir con serenidad y confianza esta crisis.

Comparte en tus redes sociales: