La pensión media en Extremadura ha subido un 9,96% desde 2018.

          ● Las pensiones de viudedad subieron en 2019 un 6,1%, la mayor subida anual de un tipo de pensión en los últimos diez años.

         

La Seguridad Social ha abonado en 2020 un total de 2.694 millones de euros a 214.945 pensionistas extremeños. Las cifras consolidadas a 31 de diciembre de 2020 confirman un incremento de las pensiones medias que se sitúa en un 9,96% desde 2018.

Los Presupuestos Generales del Estado de 2018, los últimos que aprobó el anterior Gobierno, contemplaban un incremento de las pensiones del 0,25%. El 20 de julio de 2018, el nuevo Gobierno, aprobó un Real Decreto en el que se modifica el sistema de cálculo de las pensiones de viudedad, incrementando hasta el 60% el porcentaje aplicable a la base reguladora para establecer la cuantía de este tipo de pensiones.

Además, en diciembre de 2018 el Gobierno de España aprueba un nuevo Real Decreto que establece dos incrementos muy importantes; por un lado aprueba un incremento para las pensiones en 2019, del 3% para las pensiones mínimas y un 1,6% para el resto; pero introduce una modificación esencial ya que el cálculo se establece sobre las pensiones de 2018 incrementadas conforme al IPC correspondiente, es decir, sobre un 1,7% más. Estas dos medidas suponen que las pensiones se incrementaran en 2019, en el caso concreto de Extremadura, un 5,1%; y en su conjunto, desde 2018, las pensiones en Extremadura han experimentado un incremento muy cercano al 10%, exactamente la pensión media en nuestra región ha pasado de los 765,69 euros de diciembre de 2017 a 841,94 en 2020, lo que supone un incremento del 9,96%.

Entre los incrementos más importantes hay que destacar que las pensiones de viudedad tuvieron un incremento en 2019 del 6,1%, subida que benefició 48.390 viudas y viudos de Extremadura.

 

 

Otro de los factores detectados en el incremento de las pensiones afecta a la incorporación de nuevos jubilados con pensiones más altas ya que la cotización durante su vida laboral ha sido más elevada que en épocas anteriores. En 2020 la pensión media por jubilación se ha situado en 962,94 euros mensuales.

 

 

Más de 2.690 millones de euros en 2020

Estos incrementos en las pensiones han significado que en el año 2020 los 214.945 pensionistas extremeños han cobrado un total de 2.694,6 millones de euros, lo que supone un incremento del 12,98% con respecto al total de la nómina abonada en 2017; incremento muy considerable ya que el número de pensionistas cubiertos por el INSS en esta etapa ha crecido sólo un 2,20%, lo que confirma un indudable incremento del poder adquisitivo de los pensionistas extremeños.

 

 

Destacan especialmente las subidas de la nómina total de las pensiones abonadas en Extremadura durante los años  2018 y 2019, con incrementos del 4,7 y del 5,1% anual respectivamente; a los que hay que sumar el 2,6% de incremento en 2020 en la cantidad total percibida por los pensionistas extremeños.

 

El tipo de pensión con mayor peso en Extremadura es la de jubilación, que en 2020 alcanza al 60% del total de las pensiones, mientras que las pensiones por viudedad representan el 22% del total, las de incapacidad permanente un 13% y las de orfandad y favor familiar suman un 5%.

Se viene detectando un incremento progresivo de las pensiones por jubilación que han pasado de representar el 58% en 2010 al 60% en 2020; mientras que las pensiones de viudedad se han reducido del 26 al 22% en el mismo periodo de tiempo.

 

 

Incremento del poder adquisitivo

Tras unos años de pérdida de poder adquisitivo, los pensionistas extremeños han recuperado su capacidad con las subidas registradas ya que mientras el IPC ha crecido desde diciembre de 2017 a diciembre de 2020 un 1,4%, el incremento de la pensión media en Extremadura ha sido del 9,9% lo que supone que se han recuperado 8,5 puntos de poder adquisitivo en los tres últimos años.

Además, pese a que el IPC de 2020 ha sido negativo, es decir, ha descendido un 0,5%, las pensiones en 2021 se han incrementado un 0,9% tal y como se ha aprobado en los Presupuestos Generales del Estado, por lo que se continúa con la senda de devolver a los pensionistas el poder adquisitivo que habían perdido.

 

 

Comparte en tus redes sociales: