El paro ha bajado en Extremadura en 800 personas en el primer trimestre del año, lo que supone un 0,72 por ciento menos que en el trimestre anterior, y la ocupación ha disminuido en 5.000 puestos de trabajo(-1,3%).

Así, al finalizar marzo, el número total de parados se ha situado en la comunidad extremeña en 116.000 y el número de ocupados, en 375.900personas, ha informado este martes el Instituto Nacional de Estadística (INE), que destaca que, aunque los efectos del Covid-19 se empezaron a notar a mediados de marzo, varios aspectos de la EPA se han visto afectados.

En cuanto a la tasa de paro en el primer trimestre de 2020 en Extremadura se ha situado en el 23,59 por ciento, mientras que la tasa de actividad se ha situado en el 55,02 por ciento.

DATOS NACIONALES

Por su parte, a nivel nacional, el paro ha subido en 121.000 personas en el primer trimestre del año, lo que supone un 3,8 por ciento más que en el trimestre anterior, y la ocupación ha disminuido en 285.600 puestos de trabajo (-1,4%), acusando así parte del impacto de la crisis sanitaria y de la declaración del estado de alarma a partir de mediados de marzo. En ambos casos se trata de los peores registros de paro y empleo desde el año 2013.

Al finalizar marzo, el número total de parados se ha situado en 3.313.000 y el número de ocupados, en 19.681.300 personas, ha informado este martes el Instituto Nacional de Estadística (INE), que destaca que, aunque los efectos del Covid-19 se empezaron a notar a mediados de marzo, varios aspectos de la EPA se han visto afectados.

Así, subraya que aunque la ocupación ha bajado en 285.600 personas en el primer trimestre, la cifra incluye a los afectados por expedientes de regulación temporal de empleo (ERTEs) de suspensión de contrato, ya que la metodología EPA los considera ocupados mientras dicha suspensión sea inferior a tres meses.

En cambio, señala el INE, la suspensión o la reducción de jornada de los trabajadores afectados por un ERTE, junto con la influencia de otros tipos de ausencias al trabajo, sí ha tenido reflejo en las horas efectivas de trabajo realizadas, que han disminuido un 4,25 por ciento respecto al cuarto trimestre de 2019.

En cuanto al aumento del paro en 121.000 personas entre enero y marzo, el INE ve probable que muchos trabajadores que hayan perdido su empleo se hayan clasificado como inactivos debido a que no han podido cumplir con las condiciones de búsqueda de trabajo que se establece en la definición de paro de la EPA para que sean considerados desempleados.

De hecho, el número de inactivos ha crecido en 257.400 personas (+1,6%), lo que situó el total de personas en esta condición en 16.525.900 personas.

La tasa de paro se ha incrementado seis décimas en el primer trimestre, hasta el 14,41 por ciento, mientras que la tasa de actividad ha bajado cinco décimas, hasta el 58,18 por ciento, tras reducirse el número de activos en 164.600 personas entre enero y marzo (-0,7%).

 

Comparte en tus redes sociales: