Las familias y empresas que se declararon en concurso de acreedores (suspensión de pagos y quiebras) ante la imposibilidad de afrontar sus pagos y deudas sumaron un total de 74 en Extremadura en 2019, lo que supone un incremento del 7,2% respecto al año anterior, frente a la subida del 3,1% en toda España, según la Estadística de Procedimiento Concursal del Instituto Nacional de Estadística (INE) publicada este jueves.

En 2019, las familias en concurso en Extremadura se duplicaron, al pasar de 11 a 22, mientras que las empresas que pusieron en marcha este procedimiento retrocedieron un 10,3%, al pasar de 58 a 52.

De las 58 empresas que entraron en concurso en 2019, la mayoría, 39, eran sociedades de responsabilidad limitada, mientras que cinco eran sociedades anónimas. Las personas físicas con actividad empresarial en quiebra ascendieron a ocho en 2019.

   En tasa intertrimestral (cuarto trimestre de 2019 sobre tercer trimestre de 2019), el número de deudores concursados repuntó un 35%, hasta un total de 19. De octubre a diciembre 10 familias se declararon en quiebra, frente a dos en el tercer trimestre (+400%); mientras que el número de empresas en esta situación en los tres últimos meses del año fue de 9.

En función de la naturaleza jurídica de los deudores concursados en Extremadura, el 52,6% de los concursados son Personas físicas sin actividad empresarial.

   El 89% de las empresas concursadas se encuentran en el tramo de menos de dos millones de euros de volumen de negocio (el 11% restante sin clasificar). A tenor de la antigüedad, el 33,3% de las empresas concursadas tiene 8 años o menos ó 20 años o más. En cuanto al número

de asalariados, el 44% del total de empresas concursadas en la Comunidad Autónoma se concentra en el tramo de 0 a 2 asalariados. Por actividades económicas, el 66,7% las empresas concursadas se concentraron en el sector Servicios.

   DATOS NACIONALES

En España, las familias y empresas que se declararon en concurso de acreedores (suspensión de pagos y quiebras) ante la imposibilidad de afrontar sus pagos y deudas sumaron 6.599 en 2019, cifra un 3,1% superior a la de 2018 y la más alta desde el ejercicio 2014, cuando los deudores concursados superaron los 7.200.

Este avance en los deudores concursados registrado en 2019 es el tercero consecutivo tras las subidas de 2018 (+11,2%) y 2017 (+9,5%), aunque el repunte de 2019 ha sido el más moderado de esos tres años.

   El incremento de deudores concursados en 2019 fue consecuencia del aumento en un 3% de las empresas en concurso, hasta sumar 4.464, y del avance en un 3,3% de las familias que se declararon en quiebra, que totalizaron 2.135 en el conjunto de 2019, máximo histórico de la serie, iniciada en 2004.

De esta forma, las empresas en concurso encadenan dos años de ascensos, mientras que las familias en quiebra suman ya cuatro años de incrementos. El repunte de las empresas concursadas registrado en 2019 supera el de 2018 (+1,7%), mientras que el de las familias en quiebra ha sido el más moderado de los últimos cuatro años, pues en 2016, 2017 y 2018 experimentó subidas de dos dígitos, superiores al 38%.

   Dentro del segmento empresarial, en 2019 descendieron los concursos presentados por sociedades anónimas (-4,8%), hasta sumar 360, pero por tercer año consecutivo se incrementaron los procedimientos concursales en sociedades limitadas (un 3,8%, hasta 3.597 procedimientos). Asimismo, los concursos de personas físicas con actividad empresarial crecieron un 4,6% y totalizaron 409 procedimientos.

Por tipo de concurso, en 2019 se registraron 6.200 concursos voluntarios, un 3,3% más que en 2018, y 399 necesarios, un 1,3% más. Atendiendo a la clase de procedimiento, los ordinarios disminuyeron un 13,3% y los abreviados subieron un 4,9%.

Comparte en tus redes sociales: