El director general de Política Forestal, Pedro Muñoz Barco, se ha reunido este jueves con el alcalde de Valdelacalzada, Pedro Noriega, y ha visitado la zona de pesca deportiva habilitada en el municipio a partir de las obras realizadas en una antigua gravera de la localidad.

La Junta de Extremadura ha financiado esta actuación, recepcionada este mes, cuyo presupuesto de licitación ha sido de 66.000 euros.

La ejecución de esta infraestructura ha respondido a la necesidad de disponer en esta población de un nuevo espacio para pescar, debido a que otras zonas del río Guadiana se han quedado impracticables a consecuencia de las especies invasoras, principalmente el camalote.

El Ayuntamiento de Valdelacalzada ofreció una charca procedente de una antigua extracción de áridos, ubicada en finca de propiedad municipal, donde se han realizado los trabajos para contar con esta nueva zona y fomentar la práctica deportiva de la pesca, poniendo en valor un entorno degradado y favoreciendo el desarrollo socioeconómico del municipio con la afluencia de pescadores.

PESQUILES DE ‘CARPFISHING’ Y TALANQUERA

En concreto, se ha procedido al desyerbe de todo el camino perimetral y se ha dado mayor anchura al camino en su zona sur.

Además, se ha construido un paso mediante marcos prefabricados de hormigón para mantener la conexión hídrica de las dos charcas existentes, y una vez terminado el paso de aguas, se ha perfilado, refinado y compactado todo el camino perimetral.

Se han construido pesquiles de ‘carpfishing’ y se han instalado 125 metros de talanquera de madera para dar continuidad a la que ya había en la charca anexa.

También se han instalado señales viales de limitación de velocidad y stop, y se ha dado mayor amplitud a la zona de aparcamiento para conectar así visualmente las dos charcas.

Comparte en tus redes sociales: