El Museo Bellas Artes de Badajoz (MUBA) expone una muestra con la que homenajea al pintor Francisco Pedraja, fallecido el pasado 1 de septiembre.

La muestra estará expuesta al público desde este martes, día 5 de octubre, al próximo 7 de noviembre.

Así, el Museo de Bellas Artes de Badajoz expone de manera permanente en la sala 3 una de sus obras de temática social más significativas como es “Emigración”.

Además de ésta, otras cinco piezas se conservan en el almacén mostrando aquí las cuatro dedicadas al paisaje, el tema más representativo de su producción, que abarcan distintas décadas entre los años sesenta del siglo XX y la primera década del siglo XXI.

“Camino de la sierra”, fechada en 2005, fue su última donación al museo, realizada tras la exposición antológica organizada en el MUBA entre diciembre de 2007 y enero de 2008 dedicada a su trayectoria como pintor.

Cabe recordar que el pasado 1 de septiembre fallecía el pintor Francisco Pedraja en Badajoz. El MUBA honra su memoria con un homenaje a quien fuese director del Museo de Bellas Artes entre 1981 y 1997, después de un proceso de selección por méritos en el que fue candidato junto con Antonio Vaquero Poblador y Leopoldo Gragera Castillo, ambos también artistas plásticos.

Pieza clave de la cultura extremeña en la segunda mitad del siglo XX, de todos es conocida su labor al frente de la Real Sociedad Económica de Amigos del País y como docente en la Universidad de Extremadura. Como director del Museo de Bellas Artes, Francisco Pedraja trabajó para hacer llegar la riqueza de la colección del MUBA a localidades de toda la región y fuera de ella, haciendo extensiva su labor educativa no solo en las aulas sino en el propio museo, siendo innumerables los alumnos de todas las edades que tuvieron el privilegio de aprender junto a él, destaca en nota de prensa la Diputación de Badajoz.

Durante su periodo como director se realizaron importantes adquisiciones y donaciones, como las veinte piezas de Torre Isunza donadas por la viuda del escultor, la donación de los descendientes del pintor José Pérez Jiménez, el legado de Alfonso de Miguel Martínez de Tejada con piezas tan significativas como “Judith con la cabeza de Holofernes” o la compra de obras de artistas como Timoteo Pérez Rubio, Godofredo Ortega Muñoz o el conjunto de óleos del edificio de “La Giralda” de Antonio Juez.

Comparte en tus redes sociales: