La Federación de Municipios y Provincias de Extremadura (FEMPEX) ha pedido a los ayuntamientos y demás entidades locales de la región que aporten su granito de arena para paliar el impacto en la actividad y el empleo que está teniendo la crisis del coronavirus. Esta aportación se plasmaría en el pago urgente de todas las facturas municipales pendientes con pymes, microempresas y autónomos, incluso aquellas que no hayan superado los plazos máximos que marca la ley.

Desde la FEMPEX se indica en una nota que esta actuación permitiría a las empresas extremeñas mejorar su liquidez, lo que supone también mantener el empleo, y recuerda que estas empresas dan sustento a muchas vecinas y muchos vecinos de las localidades extremeñas.
La recomendación ha sido aprobada unánimemente por la Junta de Portavoces de la institución, y se incluye que, respetando siempre la autonomía municipal, se trata de una “primera y obligada contribución que deben tomar las entidades locales de Extremadura para ayudar a limitar los efectos negativos de la crisis sanitaria sobre nuestras pymes y sus empleados”.
Se recuerda, además, que las medidas tomadas a raíz de la declaración del Estado de Alarma para contener la expansión del coronavirus, suponen limitaciones a la libre circulación, que impactan directamente en las pymes y microempresas extremeñas, la práctica totalidad del tejido productivo y el empleo de la región. Para intentar evitar que esto suponga tensiones de liquidez, despidos y cierres, FEMPEX indica que hay que tomar medidas urgentes “desde todas las Administraciones Públicas”, lo que facilitará que, una vez finalizada esta situación de Alarma, “se produzca cuanto antes un rebote en la actividad”.
Desde la Confederación Regional Empresarial Extremeña (CREEX) se ha valorado muy positivamente esta actuación de la FEMPEX, “que es consciente de que las empresas locales son las que mantienen la actividad en nuestros pueblos y ciudades y las que permiten fijar población, por lo que una pérdida de empresas pondría en una situación muy difícil a la propia localidad”.
El secretario general de la CREEX, Javier Peinado, ha recordado que son estas empresas, por su tamaño, las que están sufriendo más la situación “porque no tienen ese pulmón, esas reservas, para aguantar esta crisis”, y ha añadido: “por eso, todo lo que sea inyectar dinero, que no es un dinero extra, sino algo que ya se debe, será una importante contribución a que puedan capear el temporal de manera más o menos exitosa”.
Finalmente, Peinado ha mostrado su esperanza en que el resto de Administraciones “tome ejemplo y actúe de la misma forma, porque, insisto, no se trata de pedir nada extraordinario, simplemente, que se paguen las facturas por trabajos ya realizados.

Comparte en tus redes sociales: