• Javier Peinado dice entender la crispación en la hostelería y el comercio pero añade que la situación sanitaria actual es de extrema gravedad
  • Exige que no se demonice a estos sectores, ya que no son culpables de nada, y que si se les pide un sacrificio se les corresponda con apoyos suficientes

 

CREEX ha planteado hoy en la reunión con el Consejo de Gobierno de la Junta que se valore la posibilidad de permitir aperturas parciales del comercio y la hostelería en algunas de las ciudades donde se decretó el cierre total hace una semana, y que el Decreto de ayudas directas para los afectados se publique de manera inmediata.

En la primera de las cuestiones, el Secretario General de la CREEX, Javier Peinado, ha explicado que no todas las situaciones son las mismas. “Es cierto que hay que establecer un baremo, un listón común para dar seguridad jurídica, pero también que la situación en las 24 localidades no es la misma, y que, además, hay algunas que pueden considerarse polos de atracción para el entorno y otras que no, por lo que podrían considerarse aperturas parciales de cierto tipo de negocios, sobre todo el comercio de proximidad”.

Respecto a la segunda, Peinado ha afirmado que la propuesta de CREEX pasa porque la convocatoria de ayudas sea “inmediata”, esta misma semana o a principios de la que viene, y que el sistema de concesión sea ágil y contemple cuantías suficientes para al menos paliar la situación extrema de microempresas y autónomos.

Crispación

En cuanto a las movilizaciones de protesta que se han venido realizando por parte de empresarios de los sectores afectados durante los pasados días, el Secretario General de la CREEX ha asegurado entender “la crispación, el cabreo de todas estas personas, de todas estas familias, pero también entiendo que la situación sanitaria es muy complicada”, para agregar: “hay que tener muy presente que detrás de esos negocios hay personas, hay familias, que ya han agotado su capacidad de resistencia y no pueden soportar un cierre con el cien por cien del gasto corriente en alquileres, IBI, suministros, etcétera, con caídas de ingresos medias del 50%, y ahora además con cierre obligado”.

Así, ha señalado que entiende las protestas, pero ha añadido que lo realmente efectivo es la labor que día a día, sin festivos ni descansos, se está realizando por parte de CREEX en el seno del diálogo social para matizar las medidas y para exigir ayudas directas. “Desde el minuto uno estamos trabajando en esto, planteándolo allí donde se toman las decisiones, exigiendo que no se demonice a estos sectores cuando, ahí están los datos que además ratifican el Presidente de la Junta y el Consejero de Sanidad, en el sentido de que no es en la hostelería y el comercio donde se dan focos de contagio, porque las empresas han tomado todas las medidas preventivas”.

El dirigente de la organización más representativa del empresariado extremeño ha explicado que entiende que, pese a no ser comercio y hostelería focos de contagio, se tomen medidas que buscan frenar la movilidad, que es el principal problema, “pero si a estos empresarios se les pide otro esfuerzo con el fin de frenar la pandemia, la sociedad, en este caso la Administración, tiene que responder a ese esfuerzo con ayudas directas que no solucionan pero sí palían”.

Peinado ha insistido en que esas ayudas tienen que ser ágiles y suficientes: “que se busquen recursos donde sea, y si no los hay, que se recurra a la deuda, pero hay que corresponder con aquellas personas a las que se les está demandando el esfuerzo, no ya porque crezca el número de contagios, sino por una cuestión mucho más preocupante, el crecimiento en las hospitalizaciones y en los ingresos en UCI; ese sí es un dato muy alarmante”.

 

 

Comparte en tus redes sociales: