La Confederación Regional Empresarial Extremeña (CREEX) ha mostrado su compromiso a la hora de asumir y acatar la prórroga del Estado de Alarma hasta, al menos, el 25 de abril, anunciada este sábado por el presidente del Gobierno de España, Pedro Sánchez, aunque desde la organización más representativa del empresariado extremeño se advierte que el Ejecutivo no debe ignorar que esta prórroga tiene un coste socioeconómico añadido.

Javier Peinado, secretario general de la CREEX, ha manifestado: “como ya hemos dicho, y reiteramos ahora, lo primero es la salud de las personas, y si las autoridades sanitarias creen que lo mejor es prolongar las medidas excepcionales, lo asumimos. Es cierto que los últimos datos sobre contagios y fallecimientos son esperanzadores, pero también somos conscientes de que levantar de golpe todas las medidas podría hacernos retornar al punto inicial, y eso sería catastrófico”, para añadir: “dicho esto, también insistimos en la importancia de la salud de las empresas, porque si se destruye el tejido productivo ni habrá recuperación ni empleo ni actividad, y sumaremos otra crisis a la crisis actual, que ya es de por sí muy dura”.

Por ello, y en  línea con lo expresado por CEOE y CEPYME, el secretario general de la CREEX ha demandado que se suspenda de manera inmediata el pago del IVA, IRPF y cotizaciones sociales para aquellos sectores y aquellas empresas más castigadas por el descenso de la actividad.

En este sentido, tanto la CREEX como CEOE y CEPYME han expresado al Gobierno de España su disposición a que se retome el diálogo social, “y en ese marco, valorar qué sectores y que tipología de empresas son, por su actividad y por su tamaño, las más expuestas, las que pueden acabar cayendo si no se actúa ya, y aplicar medidas urgentes de suspensión de impuestos y cotizaciones”, como ya se ha hecho en 22 países europeos y 15 comunidades.

Según ha explicado Peinado, a la situación de caída de ingresos pronunciada se está añadiendo otro factor que dificulta el cumplimiento de los deberes tributarios. “Muchísimas pymes, microempresas y autónomos elaboran sus declaraciones tributarias a través de asesorías externas, y en la mayoría de casos se trabaja con facturas en papel y realizando los pagos en ventanilla en las entidades financieras, lo que en estos momentos es muy complicado de realizar; además, la propia petición de aplazamientos, la tramitación, es en sí un obstáculo, al margen de que solo traslada el problema para más adelante, y estamos hablando de empresas y autónomos que están al límite de su aguante”, ha afirmado.

La incertidumbre y la angustia se han apoderado de empresarios y trabajadores, ha apuntado el secretario general de la CREEX, tras varias semanas con disminución notable de ingresos, o, directamente, sin ingresos, y es imprescindible ya una inyección de liquidez para salvar lo que se pueda.

“Esta liquidez tiene que venir vía exención de impuestos y cuotas, también vía pago de facturas pendientes por parte de la Administración, y, como no, por la activación eficaz de las líneas de financiación, que no llega con la  agilidad que ahora se necesita”, ha comentado Peinado. Respecto a este último asunto, coincide con CEOE y CEPYME en que hay que ampliar inmediatamente las líneas de crédito, de los 20.000 millones actuales a no menos de 50.000 millones, y que esta ampliación llegue con carácter preferente a pymes, microempresas y autónomos.

Finalmente, también ha solicitado una modificación en los procesos de ERTE, flexibilizando su aplicación y dando la posibilidad de que se mantenga de manera transitoria más allá del Estado de Alarma, para dar un respiro a las empresas y que puedan ir recuperándose. “El propio presidente Pedro Sánchez anticipó el sábado que cuando se pase la fase más crítica la vuelta a la normalidad será escalonada, por lo que pedimos que sea coherente y aplique este criterio a las empresas, porque si se las obliga a retomar al cien por cien la actividad en cuanto se levanten las medidas excepcionales no podrán remontar, y lo que tendremos será cierres y pérdidas definitivas de empleo”, ha concluido el secretario general de la CREEX.

Comparte en tus redes sociales: