El doble que al cierre de 2018.

La Federación Extremeña de Caza (Fedexcaza) cerró el pasado año con más de 35.000 cazadores federados.

Su presidente, José María Gallardo, explicó que este incremento es reflejo del esfuerzo que realiza la entidad en beneficio del sector y de los cazadores en un momento en el que «es más necesario que nunca efectuarlo», debido a la difícil situación de la caza menor o a la cada vez mayor «presión animalista»

Así, entre los proyectos que ha desarrollado Fedexcaza se enmarca la recuperación de la caza menor mediante medidas para mejorar los hábitats. Un trabajo que, para Gallardo, es «muy necesario», pues mientras la caza mayor extremeña goza de muy buena salud, la situación de la caza menor es «preocupante» por culpa del deterioro de los hábitats, las enfermedades y el cambio climático, entre otros motivos.

La modificación de la Ley de Caza autonómica durante 2019 también ha sido «muy importante» en el aumento de federados, pues se impulsaron los cotos sociales de caza, se reconocieron modalidades como el jabalí al salto y se redujo el precio de las licencias de caza.

En este sentido, la normativa también reconoció el papel de Fedexcaza como entidad que encabeza la interlocución entre los cazadores y el Gobierno regional en los temas relativos al sector.

Por otro lado, Gallardo destacó el «importante esfuerzo» que realizan desde la federación para trasladar a la sociedad los beneficios de la caza y responder a quienes «demonizan» este sector.En este sentido, cree que la presión ha aumentado en Europa en los últimos meses y es cada vez «más feroz y menos tolerante».

Comparte en tus redes sociales: