El alcalde de Almendralejo, José María Ramírez, ha anunciado esta mañana que los controles de acceso y salida que se realizan en la ciudad debido al aislamiento perimetral, pasarán de ser tres puntos fijos a móviles y aletaorios en cualquier punto del término municipal. La capital de Tierra de Barros continúa bajo la medida de cierre tomada por las Autoridades Sanitarias la pasada semana para controlar la propagación del virus y debido a la incidencia acumulada en la que se encuentra, 558 casos por 100.000 habitantes, tras notificar esta tarde 4 positivos más.

Desde mañana y hasta el próximo 4 de noviembre los miembros de los Cuerpos y Fuerzas de Seguridad del Estado seguirán vigilando las 24 horas para que se reduzca la movilidad a lo imprescindible y los desplazamientos sean por causas justificadas. (Consultar el DOE) Estos controles se podrán realizar a cualquier hora del día, en cualquier punto de acceso así como dentro del propio término municipal. En este caso los almendralejenses solo tendrán que acreditar que es su residencia habitual.

Ramírez ha explicado que esta decisión se ha tomado tras una reunión mantenida con la Delegada del Gobierno, Yolanda García Seco, en la que se ha evaluado el funcionamiento del cierre desde el jueves. En este sentido, Ramírez ha señalado que los controles fijos han supuesto obstáculos para la libertad de movimiento de muchos ciudadanos que se desplazaban dentro de la ciudad, y por eso se ha modificado. “Entendemos que con este sistema la movilidad será más fácil de llevar a cabo”, ha subrayado.

“Muchos no entendían que si los vecinos se pueden mover en el término municipal sin ninguna restricción por qué tenían controles, además de otros perjuicios que podían suponer para algunas empresas”, ha indicado el alcalde. Por este motivo a partir de mañana se retirarán los obstáculos de las entradas y salidas, para pasar a realizar controles puntuales y aleatorios en cualquiera de los siete puntos de acceso y salida. El alcalde ha advertido que si se detecta a alguien en la ciudad sin justificación la sanción puede alcanzar los 3.000 euros; al igual que si un vecino de Almendralejo sale sin justificar el motivo será también sancionado.

“En estos días se ha comprobado que el incumplimiento de la normavitava está entre un 3 y un 5 por ciento de personas que no tiene causa justificada”, ha manifestado Ramírez, quien ha apuntado que Almendralejo tiene mucha movilidad tanto de personas que van a trabajar fuera como de trabajadores que desempeñan aquí sus funciones.

El primer edil ha agradecido la labor que los Cuerpos y Fuerzas de Seguridad del Estado están llevando a cabo para que se cumplan las medidas, a pesar de las inclemencias meteorológicas. También a los ciudadanos el comportamiento que están teniendo “con las molestias que sabemos que se están causando”.

El alcalde ha recordado que ayer se decretó el estado de alarma por parte del Gobierno de España, y que anoche se publicó en el DOE la medida que limita la movilidad nocturna desde las doce hasta las seis de la mañana.

Comparte en tus redes sociales: