El Extremadura UD ha culminado su ampliación de capital el pasado viernes. Tras su conversión en una sociedad anónima deportiva (SAD), el Consejo Superior de Deportes (CSD) marcó un capital social de 235.000 euros el pasado año, si bien, la permanencia en la Segunda división exigía que esa cantidad se viera incrementada en 3.246.000 euros, una operación que ya se ha abonado. Las empresas Cifranro –propiedad de Manuel Franganillo- y Viriato –en posesión de la familia Oliver en más de un 90 por ciento- han sido las encargadas de realizar este desembolso. Es por ello que el presidente posee el 51 por ciento, frente al 49 restante de Viriato. Franganillo ha explicado que esta ampliación tenía carácter obligatorio al continuar en liga profesional, lo que refleja “la solidez de la entidad y el grado de compromiso”, haciendo alusión también a la “labor social y promocional” de la región. Por su parte, el Consejo de Administración permanece sin cambios, de modo que Franganillo continúa ostentando la presidencia y es consejero delegado, mientras que Luis Oliver es el vicepresidente. Alejandra Oliver es la secretaria y las vocalías recaen en Francisco Javier Vidal, Leandro Izquierdo y Teodoro Brea. Con todo ello, desde el club han destacado que no se ha hecho necesaria sacar una oferta pública del accionariado.

Por otra parte, la entidad ha destacado que el pasado año recibieron aportaciones por valor de 60.000 euros de la Diputación de Badajoz, 130.000 de la Junta de Extremadura y 220.000 del Ayuntamiento de Almendralejo. En este sentido, ya han mantenido una primera toma de contacto con estas dos últimas instituciones, a la espera de hacerlo con la administración provincial. El presidente no ha entrado a valorar las cantidades, aunque sí ha hecho mención a las aportaciones del club en concepto de IRPF, que este año se prevén que superen los dos millones de euros, a lo que se sumaría otro millón en IVA y unos 800.000 euros en Seguridad Social. Cabe destacar que la plantilla supera el centenar de personas, una cuestión a la que se ha referido Franganillo añadiendo que la “repercusión en la región es muy elevada” en las arcas extremeñas. En cuanto a las relaciones del Extremadura con el consistorio, han destacado la buena sintonía con la administración local, añadiendo que están utilizando instalaciones municipales en las que la entidad azulgrana ha invertido más de 600.000 euros, cifra que se prevé incrementar este año en 350.000 euros más.

rcb

Comparte en tus redes sociales: