El Ayuntamiento de Almendralejo ha tramitado 63 solicitudes de diferentes bares, cafeterías, restaurantes y bocaterías interesados en ampliar el horario o el espacio de sus terrazas, con el fin de que puedan colocar todas las mesas de sus veladores, respetando la distancia de seguridad establecida por las autoridades sanitarias. Incluso algunos locales han solicitado la apertura de una terraza por primera vez para comenzar a trabajar en esta Fase 2 de la desescalada en la que nos encontramos, y atender a sus clientes.

El objetivo del equipo de gobierno es facilitar y ayudar en la vuelta a la actividad del sector de la hostelería, uno de los más afectados por la crisis sanitaria del COVID19, y la reincorporación de los trabajadores.

Esta medida será provisional mientras perdure en el tiempo las restricciones decretadas por el Gobierno de España, que obliga a mantener dos metros de distancia entre las mesas para evitar los contagios. La ampliación de los horarios se ha concedido siempre dentro del establecido para su cierre.

Otra de las medidas que ha adoptado el Ayuntamiento de Almendralejo, y aprobada en el Plan de medidas urgentes y extraordinarias ante el COVID19, #Almendralejo También SUMA+, es la suspensión del pago de las tasas por el uso de la vía pública, hasta el 31 de diciembre de 2020. La medida beneficiará a bares, bocaterías, cafeterías y restaurantes del municipio que, durante el presente ejercicio, podrán instalar sus terrazas en la vía pública sin abonar dicha tasa, con el fin de facilitar la recuperación económica del sector hostelero local. Además, se estudiará su reducción, al máximo posible, para el 2021.

En este sentido, en el pleno del mes de mayo se aprobó la modificación de la ordenanza fiscal número 17, reguladora de la tasa por utilización privativa o aprovechamiento especial de dominio público. El objetivo de este cambio es llevar a cabo una adecuación normativa, ya que la actual data de 1998, además de la modificación de las tarifas de dichas terrazas.

También se incluyen a los kioscos, propiedad del Ayuntamiento, que antes no estaban incluidos, para su regulación como tasa y no como canon.

Cabe recordar que una de las primeras medidas adoptadas por el equipo de gobierno fue la suspensión de la tasa de las terrazas durante el tiempo en el que los establecimientos no podían instalar sus veladores ni abrir sus negocios, debido al confinamiento del estado de alarma.

Comparte en tus redes sociales: