El Ayuntamiento de Almendralejo informa de que actualmente el número de personas activas afectadas por COVID-19 es de 116, de las cuales cuatro permanecen ingresadas en el Hospital de Mérida y uno de ellos en UCI; el resto se encuentran en aislamiento domiciliario. Desde el pasado viernes se han dado diez altas. Salud Pública ha notificado en los datos de ayer lunes un nuevo brote en la ciudad con cinco positivos y 40 contactos. El pasado domingo se cerró uno de los brotes declarados. De esta forma siguen activos tres brotes en la capital de Tierra de Barros y ya se han cerrado tres. El Ayuntamiento insiste una vez más en la importancia de cumplir las normas de las autoridades sanitarias: distanciamiento social, el uso correcto de la mascarilla y lavado constante de manos. Fundamentalmente no relajar estas medidas en las reuniones o celebraciones familiares, en espacios no autorizados. Cabe recordar que el número de personas que se reúnan no puede ser superior a 10.
El Ayuntamiento recuerda que no está permitido el botellón y que las fiestas privadas multitudinarias suponen un riesgo importante.
Tal y como ha indicado el consejero de Sanidad y Políticas Sociales, José María Vergeles, en una carta remitida a Alcaldía, las conductas en este ámbito se relajan y se dan numerosas situaciones de contagio que son difíciles de rastrear por el volumen de contactos estrechos que se producen, informa el consistorio, añadiendo que para preservar el desarrollo económico del sector del ocio también es necesario controlar el ocio sin control. Las celebraciones de eventos como bodas, comuniones, bautizos y similares se deben realizar en establecimientos autorizados, sin sobrepasar el aforo autorizado para el mismo, en mesas de no más de 10 comensales, y como hora final de la celebración no se debe superar la 01.00 de la madrugada.
Además, es importante que se prevenga contra la realización de diferentes celebraciones en espacios comunes para tomar las copas. Si esto no se evita, el riesgo de contagio se incrementa de forma importante, según la escala de riesgo de la Organización Mundial de la Salud. Igualmente se debe tener precaución en velatorios, funerales y visitas a los cementerios. Las emociones que se manifiestan en estas situaciones suponen que, con relativa facilidad, se incumplan las medidas de uso de la mascarilla y la distancia de seguridad, concluye el comunicado.
Por su parte, la Junta de Extremadura ha indicado que se ha cerrado una clase del CEIP San Francisco, de Almendralejo, y por tanto se suma al modelo de formación telemática.

Comparte en tus redes sociales: