El alcalde de Almendralejo, José María Ramírez, ha mantenido esta mañana una reunión en Mérida con el consejero de Sanidad y Políticas Sociales, José María Vergeles para tratar los datos de la pandemia en Almendralejo y acordar medidas pactadas de contención de contagios de coronavirus que impulsará el Ayuntamiento.

 

En este sentido el alcalde ha rogado una vez más que las reuniones familiares no superen las diez personas, ya que en estos encuentros se producen un 80 por ciento de los contagios detectados, y ha apelado a la responsabilidad personal de los ciudadanos. Ramírez ha señalado que para vigilar el ocio no controlado se intensificará el trabajo de la Policía Local y la Policía Nacional tras acordarlo así con la Delegación del Gobierno. Efectivos de otras localidades patrullarán, fundamentalmente los fines de semana, para vigilar que no se produzcan fiestas privadas sin autorización.

En cuanto al ocio no controlado el primer edil ha señalado que se pondrá el foco en las naves o cocheras que no disponen de liciencia o autorización para celebrar eventos y “se hará que se cumpla la legalidad”, ha advertido. Igualmente ha recordado que el botellón en las zonas autorizadas está prohibido y se sancionará a quien lo practique en cualquier otra zona de Almendralejo.

En cuanto a los establecimientos de hostelería, José María Ramírez pide a los dueños que no sirvan en barra, aunque ha reconocido que esto es una petición para frenar los contagios, y no una obligación. Además ha comentado que esta medida se ha llevado a cabo de forma voluntaria por los bares en Villanueva de la Serena y ha surtido efecto.

El alcalde de Almendralejo ha manifestado que se está estudiando la fórmula para poder controlar a los contactos estrechos de las personas que han dado positivo y que en una primera PCR dan negativo y se saltan la cuarentena.

Estas medidas pactadas con la Consejería de Sanidad son el resultado de la incidencia acumulada en los últimos 14 días en Almendralejo que se sitúa en una media de 350 casos por 100.000 habitantes. La media de la Comunidad Autónoma está en 280 casos por cada 100.000 habitantes. Ramírez ha señalado que estas medidas preventivas servirán para no tomar otras más drásticas como ha ocurrido en Badajoz y que necesitarían de autorización judicial tras aprobarse en el Consejo de Gobierno.

Los casos activos de personas afectadas por coronavirus se sitúa a día de hoy en 150. Desde el 1 de julio se han producido 254 casos y se han dado 104 altas.

Comparte en tus redes sociales: