El alcalde de Almendralejo, José María Ramírez, se ha mostrado preocupado ante el aumento de casos de COVID19 en la ciudad en las últimas semanas, y que roza ya el centenar. En este sentido, ha indicado que se reforzará el control de la Policía Local para el cumplimiento de las normas, así como de las medidas de seguridad en aquellos establecimientos donde no se hace. Se sancionará a aquellos que no mantengan la distancia de seguridad entre las mesas o permitan a más de 10 personas en la mesa o grupo de ellas.

Ramírez ha advertido de que se será inflexible, e incluso se procederá a la clausura si fuera necesario. De igual modo ha subrayado que no se puede criminalizar al sector hostelero puesto que hay muchos bares y restaurantes que cumplen escrupulosamente con el protocolo y es seguro que los clientes acudan a ellos.

El alcalde ha comparecido esta mañana en rueda de prensa para explicar que el consejero de Sanidad y Políticas Sociales, José María Vergeles, ha remitido una carta a los alcaldes y alcaldesas de los municipios manifestando su preocupación por la situación epidemiológica que se está viviendo ante el aumento de casos en Extremadura. Además de recordar una serie de medidas que la población debe cumplir para evitar la propagación del coronavirus.

Se hace hincapié en las reuniones o celebraciones familiares, fundamentalmente en espacios no autorizados, y donde no se respetan la distancia de seguridad ni el uso obligatorio de mascarillas. Cabe recordar que el número de personas que se reúnan no puede ser superior a 10.

El alcalde ha mostrado su firme compromiso de terminar con el ocio no controlado. Ha recordado que los botellones están prohibidos y que las fiestas privadas multitudinarias suponen un riesgo importante. “Las conductas se relajan y se dan numerosas situaciones de contagio que son difíciles de rastrear por el volumen de contactos estrechos que se producen. Para preservar el desarrollo económico del sector del ocio también es necesario controlar el ocio sin control”, advierte en su misiva Vergeles.

Las celebraciones de eventos como bodas, comuniones, bautizos y similares se deben realizar en establecimientos autorizados, sin sobrepasar el aforo autorizado para el mismo, en mesas de no más de 10 comensales, y como hora final de la celebración no se debe superar la 1 de la madrugada. Además, es importante que se prevenga contra la realización de diferentes celebraciones diferentes reunidas en espacios comunes para tomar las copas. Si esto no se evita, el riesgo de contagio se incrementa de forma importante, según la escala de riesgo de la Organización Mundial de la Salud.

Igualmente se debe tener precaución en velatorios, funerales y visitas a los cementerios. Las emociones que se manifiestan en estas situaciones suponen que, con relativa facilidad, se incumplan las medidas de uso de la mascarilla y la distancia de seguridad.

El Ayuntamiento de Almendralejo ofrecerá cifras concretas de los datos mañana martes, tras la notificación de Salud Pública de los nuevos positivos, altas y cierre o activación de brotes.

El alcalde ha pedido una vez más que no se difundan bulos, ni los almendralejenses se hagan eco de informaciones no contrastadas que no provengan de fuentes oficiales o medios de comunicación.

Comparte en tus redes sociales: