El 15 de mayo, día de San Isidro Labrador, UPA-UCE felicita a los agricultores y ganaderos extremeños y pone de manifiesto la importancia de la actividad agrícola y ganadera en la producción de alimentos, siendo el modelo de la agricultura familiar el “más solvente, sostenible y estable” para nuestra sociedad.

Los pueblos extremeños no se entenderían sin los beneficios que genera esta actividad. Por eso, los productores de alimentos reclaman en la festividad de San Isidro reconocimiento, apoyo y precios justos para vivir dignamente en las zonas rurales produciendo alimentos sostenibles. “Los que vivimos y trabajamos en los pueblos, cultivamos nuestras tierras y mantenemos vivo el medio rural debemos ser valorados y protegidos por encima de otros intereses”, reclaman desde UPA-UCE.

«Los agricultores y ganaderos han vuelto a demostrar, incluso en unos tiempos tan difíciles como los que vivimos, que su trabajo es de vital importancia para garantizar el abastecimiento diario de alimentos. Igual que han faltado las mascarillas, los alimentos también podrían haber faltado si no fuera porque los productores hemos trabajado, más duro si cabe, para asegurar su presencia cada día en los hogares”, destacan desde esta organización agraria.

“Ha tenido que llegar una pandemia como la de la COVID19 para que la sociedad valore nuestro trabajo y los productores de alimentos seamos considerados imprescindibles”, señalan desde UPA-UCE.

Comparte en tus redes sociales: