UPA-UCE Extremadura quiere recordar a las centrales hortofrutícolas extremeñas que deben cumplir la Ley de la Cadena Alimentaria, que ya está en vigor y con la que se persigue poder garantizar unos precios justos por los productos agrarios en las campañas que se aproximan.

La primera cosecha inminente en Extremadura será la de la fruta. En el caso concreto de la cereza, el fruto se comenzará a recoger en el plazo de un mes y hasta ahora las centrales hortofrutícolas no se han dirigido a los agricultores para trasladarles los contratos, tal y como marca la ley.

“A las centrales parece que se les ha olvidado que tienen que cumplir la ley y, por tanto, deben trasladarles a los agricultores unos contratos que contemplen precios con los que puedan cubrir sus costes de producción”, destaca el secretario general de UPA-UCE, Ignacio Huertas.

En este sentido, UPA-UCE mantiene que “vigilarán el cumplimiento de la legislación” para que nadie aproveche esta situación excepcional como la que estamos viviendo para especular e incumplir la ley “pagando a los productores precios de miseria por debajo de lo que les cuesta producir sus cosechas”.

UPA-UCE Extremadura reclama a la AICA y a la administración regional que vigilen el cumplimiento de la ley y que actúen si es necesario para impedir el abuso y la especulación.

Comparte en tus redes sociales: