Con más del 80% de su producción de aceite de oliva ecológico, la Cooperativa de Hornachos, se ha convertido en pionera en este tipo de cultivo en Extremadura. Así lo comprobó hace unos días la Consejera de Medio Ambiente y Rural, Políticas Agrarias y Territorio, Begoña García Bernal, que ha visitado sus instalaciones.

Al objeto de presentar en el mercado un producto de alta calidad, como el aceite de oliva extra ecológico, la Sociedad Cooperativa de Hornachos, ha incorporado el pasado año a su sistema de elaboración, un nuevo método de análisis y control de calidad, para poder realizar una perfecta clasificación del aceite virgen.

En paralelo la cooperativa ha llevado a cabo importantes inversiones como la ampliación de la sala de calderas, cimentación del silo del orujillo, instalación eléctrica, protección contra incendios y ruidos; mientras que en el apartado relativo a maquinaria y equipos, se ha instalado un analizador de grasas, una caldera de biocombustible, un silo para el combustible y una serie de equipos para la recepción de las aceitunas.

Este proyecto corrobora el importante apoyo que el entramado agroindustrial de la comarca de Tierra de Barros está recibiendo del grupo de acción local FEDESIBA, consciente de la importancia de la calidad de sus productos y la comercialización.

La Sociedad Cooperativa de Hornachos cuenta con unos 400 socios, destacando como una de las principales industrias de la localidad, con un fuerte potencial en recursos naturales, patrimoniales y agroindustriales, como lo demuestra esta iniciativa.

Según datos de la Consejería , la agricultura y la ganadería ecológica están en una fase de crecimiento; el año pasado creció un 16% la superficie en ecológico, y en Extremadura  hay ya 94.000 mil hectáreas en superficie ecológica y hay unos 3.000 operadores que han apostado por el sector.

Fuente: olimerca

Comparte en tus redes sociales: