La Dirección General de Política Agraria Comunitaria de la Consejería de Agricultura, Desarrollo Rural, Población y Territorio de la Junta de Extremadura ha abonado en octubre 3,5 millones de euros del programa de apoyo al vino, con lo que ha ingresado en total, en lo que va de 2021, la cantidad de ocho millones al sector para la reconversión de viñas.

En concreto, los nuevos ingresos realizados corresponden a la medida de reestructuración y reconversión de viñedos, con 1.028.000 euros; a inversiones en bodega con el ingreso de 1.165.000 euros; y a la destilación de subproductos de la vinificación con un pago de 1.381.000 euros.

La ayuda destinada a restructuración trata de aumentar la competitividad de las explotaciones vitícolas de Extremadura financiando en un 75 por ciento la implantación de nuevas variedades y la mejora de las técnicas de gestión como la transformación a espaldera o el reinjerto, según recuerda el director general autonómico de la PAC, Javier Gonzalo.

En total, esta medida ha beneficiado a 115 profesionales agrarios que la solicitaron en la convocatoria de 2018, correspondiendo dicho ingreso al saldo de la ayuda, ya que el anticipo fue abonado el mismo año de la convocatoria, apunta en nota de prensa la Junta de Extremadura.

Este importe corresponde al remanente no utilizado por otras autonomías, abonándose en 2021 más de ocho millones de euros de esta medida, según ha destacado el director general.

En relación a los pagos a bodegas, se cubre hasta el 50 por ciento de la inversión, con el objeto de mejorar la calidad de los vinos extremeños a través de optimizaciones tecnológicas, eficiencia energética y otras inversiones. Se han beneficiado un total de 14 bodegas de Extremadura.

La tercera ayuda señalada, se ha abonado a la Sociedad Cooperativa de Segundo Grado Viñaoliva para destilar subproductos de vinificación, medida que también persigue la mejorar la calidad de la producción.

Comparte en tus redes sociales: