COAG y UPA-UCE Extremadura invitan a los olivareros extremeños a secundar la manifestación del día 10 en Madrid

Las organizaciones agrarias COAG y UPA UCE en Extremadura han invitado al sector olivarero de la región a secundar la manifestación prevista para el próximo día 10 en Madrid en defensa de unos precios “justos” para un olivar “vivo” y del olivar tradicional.    Así lo han reclamado el portavoz de COAG en Extremadura, Juan Moreno, y el secretario general de UPA-UCE Extremadura, Ignacio Huertas, en una rueda de prensa en la que Moreno ha lamentado que ambas organizaciones llevan varios meses en defensa del olivar por los bajos precios que está sufriendo esta campaña el aceite de oliva, sobre lo cual ha considerado que hay una “especulación enorme en el sector”.

Para Moreno, debe haber una “unidad de acción” del sector agrario en esta protesta, en relación a la cual ha aportado como dato “claro” de lo que está pasando en el sector del olivar que los costes de producción de 2015, según el Consejo Oleico Internacional (COI), eran 2,75 euros el kilo de aceite al productor, mientras que la última oferta del 17 al 23 de septiembre en Carrefour era 2,56, por debajo de los costes de producción.

De igual modo, ha recordado que ha habido anteriores protestas como la celebrada en Sevilla y que el próximo día 10 COAG, UPA UCE y Asaja a nivel nacional han convocado una nueva manifestación en Madrid, ante la cual ha hecho un llamamiento al sector olivarero extremeño para que la secunde dado que “está en un SOS”.

“Creemos que hay una especulación clara en el sector y por lo tanto esta manifestación es importantísima”, ha apuntillado Moreno, que ha aseverado que el 10 de octubre estarán en Madrid “dando la cara por los olivareros” y que el sector extremeño se tiene que organizar para que tenga una “muy digna representación” en Madrid la tercera región productora de aceite de oliva del país.

Un sector que en la región cuenta con más de 250.000 hectáreas de olivar, el mayor cultivo de la región y mayoritariamente tradicional, junto con sus repercusiones tanto a nivel medioambiental y natural como en materia de fijación de personas en el medio rural, ha agregado.

UN PROBLEMA “MUY COMPLEJO” SEGÚN UPA

Por su parte, Ignacio Huertas ha reconocido que se trata de un problema “muy complejo” el que atraviesa el sector olivarero y del aceite y que “no es de hoy”, sino que se lleva padeciendo los últimos años, aunque este último “se ha convertido realmente en un problema gravísimo”, sobre lo cual ha incidido en que Extremadura “se juega mucho” al ocupar el sector del olivarero casi 270.000 hectáreas, el 80 por ciento de las cuales es tradicional.

También ha ahondado en que en esta campaña están teniendo un “problema” derivado de precios “absolutamente ruinosos” que “no se corresponden con la situación de mercado”, dado que la pasada campaña de producción de aceite fue “buena” en España y Extremadura, aunque no a nivel europeo con países como Italia, que tiene un 59 por ciento de reducción de su cosecha, o en el panorama mundial en el que la campaña se ha reducido en torno a un 8 por ciento.

“No hay razones de mercado, ¿cuáles son las razones? Las razones son la especulación, la especulación que se está produciendo por algunos con el objetivo de ganar cuota de mercado hundiendo los precios en origen”, ha recalcado Huertas, que ha añadido que el aceite se ha convertido con carácter general en un “producto reclamo” por parte de la distribución con dos consecuencias, que se está “banalizando” un producto “todo excelencia” y la bajada de precios por la distribución “de manera artificial”.

Ante ello, ha recalcado que llevan un año pidiendo a las administraciones que tomen “cartas en el asunto” y medidas, entre las cuales ha citado que la nueva Política Agraria Comunitaria (PAC) contemple ayudas al olivar tradicional, modificar el almacenamiento privado y actualizar los precios para que se desencadene o que Bruselas “deje” que el sector se autorregule.

“Teníamos que hacer esta movilización porque aquí hay que lanzar un SOS claro para el sector del olivar y, sobre todo, para el sector del olivar tradicional”, ha defendido Ignacio Huertas, que ha lamentado que actualmente el precio que reciben los agricultores de media está en un 1,99 euros por tonelada, que ha bajado en un año un 44 por ciento, a la vez que se espera que esta próxima campaña baje la producción en torno a un 40 por ciento.

Comparte en tus redes sociales: