La venta de cava extremeño ha ido “considerablemente mejor” que en 2020, aunque consideran que “ha sido una pena” que en la última quincena de diciembre ha “brotado otra vez la pandemia” y se han “cancelado numerosas comidas y cenas” que estaban preparadas para fin de año, que es “cuando más consumo de cava hay”.

Así lo ha indicado el propietario de la Bodega Marcelino Díaz de Almendralejo (Badajoz), Marcelino Díaz, quien ha remarcado que “ha sido un poco una pena” esta subida de los casos de coronavirus pero “en términos generales ha ido considerablemente mejor” la venta de este producto.

A este respecto, Díaz ha apuntado que la situación del covid en el cava “se ha notado favorablemente con la disminución” de los casos y “desfavorablemente ahora en esta última quincena”, cuando la subida de contagios “ha cancelado todo lo que había previsto”.

En cuanto a las características del cava extremeño, ha destacado que tiene “una sensación de sutileza al paladar, de finura, de elegancia” y, “sobre todo” en los cava reserva, “de complejidad al mismo tiempo”. Así, ha valorado que no tiene “tanta energía ácida como suelen tener otros espumosos de más al norte”.

“Es decir, quizá tenga un aspecto más agradable, más palatividad en el público que otros cavas con más energía ácida”, ha puesto en valor Marcelino Díaz.

De este modo, ha resaltado que para quien toma esta bebida en “sus debidas condiciones, es decir, en el aperitivo, comiendo con ello”, tiene una acogida “maravillosa”, porque “todo el mundo queda sorprendido de la calidad, de la imagen, el prestigio que tienen nuestros cavas”.

 

Igualmente, ha señalado que “en el exterior”, donde “quizá”, la cultura del cava “esté más desarrollada y no se tome en los postres de un banquete” el cava extremeño tiene una acogida “mayor” porque “se aprecian aún más esas calidades”.

Asimismo, Díaz ha indicado que el consumo de cava “sigue siendo muy estacional” ya que se toma “mucho en Navidades y luego ya queda relegado para los banquetes”, mientras que “en el exterior se consume a lo largo de todo el año”, lo cual les permite “mantener activa la empresa”.

Finalmente, ha indicado que durante el año pasado, durante la pandemia, se concentraron “en renovar” su imagen y la “presentación de los cavas” y, con ello, han “conseguido una imagen muy atractiva que ha contribuido para que se demanden más”.

Comparte en tus redes sociales: