La presidenta de la Asamblea de Extremadura, Blanca Martín, ha reivindicado el “orgullo” de los extremeños sin olvidar sus orígenespara reivindicar lo que son “injusticias históricas” como, por ejemplo, sus conexiones ferroviarias.

Así, ha defendido el desarrollo ferroviario de la región como el “hilo conductor” para seguir afrontando el futuro de Extremadura, “luchando por esta tierra donde haga falta”, ha dicho, por parte de la sociedad civil y las autoridades pero “sin olvidarnos de donde venimos”.

En su intervención este martes en elacto institucional celebrado en la Asamblea con motivo del Día de Extremadura, Blanca Martín ha destacado así que Extremadura es una “tierra fértil de voluntad, abierta de corazón y decidida” para seguir luchando por su futuro, aplicando para ello el “orgullo” de ser extremeño, frente a otro “orgullo vacío” que “se siente gigante mirándose al ombligo”.

Ese orgullo (extremeño) es el que hace creer en un Adelante Extremadura”, ha espetado la presidenta de la Asamblea, quien ha destacado la próxima apertura de la nueva conexión ferroviaria de alta velocidad.

“Ahora ante la presión y la demanda de los ciudadanos extremeños nuestro paisaje ha cambiado entre Plasencia y Badajoz con una torreta de doble vía” para un “tren moderno y digno” con el que los extremeños estarán “conectados”, ha resaltado, al tiempo que ha incidido en que esta circunstancia evidencia que “la historia también cambia” y que ahora “lo primero Extremadura y después Madrid, porque este tren nos lo hemos trabajado y ganado nosotros”.

VOCES POLÍTICAS

Así, Blanca Martín en su discurso ha resaltado también que en una “miscelánea” entre la antigua y la nueva normalidad, se recobra este martes el acto político en la Asamblea que se venía celebrando desde 2015 con motivo del Día de Extremadura y con las medidas sanitarias oportunas.

 

Al respecto, ha recordado que el pasado 7 de septiembre se entregaron las Medallas de Extremadura sin discursos políticos porque “la voz, las sonrisas, las lágrimas, la emoción” la pusieron quienes han trabajado de forma “incansable” durante la pandemia, y ha subrayado que ahora este año retoman la voz en este acto los representantes políticos. “Hoy (la Asamblea) es el mayor ágora de la palabra”, ha dicho, porque se recuperan “las voces políticas plurales”.

Con ello, tras felicitar también a los galardonados este año con la Medalla de Extremadura, que se entregarán esta tarde en un acto en Presidencia de la Junta, Blanca Martín ha incidido en que este año los actos por el Día de la Comunidad son “distintos” y se reflexiona “con añoranza” sobre las cosas que se hacían antes de la pandemia.

En este marco ha dirigido sus reflexiones hacia el año 1992, que fue el año del quinto centenario y de las olimpiadas y de la Expo de Sevilla, y en el que ella ha reconocido que asistió por primera vez al Día de Extremadura en Trujillo.

Aquello sí que eran actos, multitudinarios que tuvieron su sentido en aquellos años que hicieron y sobre todo construyeron región” con actos para celebrar el Día de Extremadura, al que seguían actos por toda la región para “aunar en la Constitución y los cimientos del Estado de las Autonomías”, ha apuntado.

También ha recordado que “Extremadura estaba en 1992 en clave y fue clave en la historia de la región y del país” con el encendido del pebetero de Montjuic por parte de un extremeño y Juan Carlos Holgado logrando el primer oro olímpico de la región, en la primera generación constitucional y autonómica.

Ahora, tras esa etapa de construcción autonómica, Blanca Martín ha destacado que recientemente en las Olimpiadas de Tokyo un joven extremeño, Alberto Ginés, ha logrado una medalla olímpica que representa “el esfuerzo, el trabajo, la constancia y las ganas de comerse el mundo sin impedimentos” y es “un buen ejemplo del orgullo extremeño”.

 

Comparte en tus redes sociales: